EDUARDO CLAURE LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE EVO INCUMPLIDOS A 13 AÑOS DE SU GOBIERNO
lunes, 28 enero 2019 - 06:00 AM - La Voz de Tarija
WhatsApp Email

El periódico masista La Nueva República, en fecha 28/01/2006 (dirigido por Antonio Peredo), publicaba las promesas de la campaña electoral del MAS durante el 2005: 1) Asamblea Constituyente; 2) Nacionalización de los Hidrocarburos y los Recursos Naturales y su Industrialización; 3) Ley Andrés Ibáñez para las Autonomías de las Regiones y Pueblos; 4) Plan de Desarrollo Productivo; 5) Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz; 6) Ley de Austeridad Estatal; 7) Ley Tierra y Territorio Productiva; 8) Plan eficaz de Seguridad Ciudadana; 9) Seguridad Social; 10) Ley Elizardo Pérez para la Transformación de la Educación y Revalorización de la Cultura.  Veamos los objetivos de estos diez Mandamientos:

1) Asamblea Constituyente: refundar el país con y para todas las naciones originarias y todos los sectores sociales en la construcción de una nueva Patria; Desterrar el Estado Neoliberal, excluyente, discriminador y colonial, y diseñar el nuevo Estado Nacional digno, comunitario y productivo, para que los bolivianos  puedan vivir bien. Recuperar el efectivo dominio sobre nuestros recursos naturales y asegurar que estén al servicio del bienestar general de los bolivianos; 2) Nacionalización de los Hidrocarburos y los recursos naturales y su industrialización: Para que todo el gas y el petróleo que salga de nuestros pozos sean prioridad nuestra y no de las transnacionales (Bolivia Digna); Para que un Estado fuerte tenga el control total y la dirección de toda la cadena productiva (Bolivia Soberana). Para que esa riqueza sea la palanca para el desarrollo productivo de Bolivia con la creación de empleo a partir de la reactivación del aparato productivo, la promoción del crecimiento del sector manufacturero, micro y pequeño empresario y la agroindustria (Bolivia Productiva); 3) Ley Andrés Ibáñez para las Autonomías de las Regiones y Pueblos: Desconcentración política de la República para que las regiones  cuenten con capacidad de decisión política y administrativa y gestionen localmente su desarrollo. Autonomía con solidaridad y distribución  de nuestros recursos  proveniente de los recursos naturales. Fortalecer la unidad de la nación, basándonos en la diversidad cultural y regional como principal fortaleza de la Patria. Buscar el desarrollo comunitario, sostenible y solidario de las regiones y los pueblos, teniendo siempre presente la unidad del país; 4) Plan de Desarrollo Productivo: Abrogar (anulación) del DS 21060 por ser inconstitucional y revisión de la Ley de Inversiones. Creación de la matriz de desarrollo productivo para la generación de empleo estable,  ingreso y excedente económico, a partir de la industrialización de los recursos naturales con que cuenta el país.  La matriz del desarrollo productivo será integrada por Hidrocarburos, Minería, Agroindustria, Industria Manufacturera, Turismo y Forestal. Promover la industrialización de la hoja de coca. Aprobación de la Ley del Transporte, que se elaborará en coordinación con este sector. Creación del Banco de Desarrollo Productivo Urbano Rural, artesanos y micro pequeños productores para cubrir capital de operación, insumos y materia prima, para las unidades económicas de pequeña escala; 5) Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz: Ley de investigación de fortunas aplicable a los presidentes, vicepresidentes, ministros y políticos que estuvieron en el gobierno en los últimos veinte años; Confiscación de los bienes mal habidos de los políticos y personas que se beneficiaron con la corrupción en los últimos 20 años; Sanción con 20 años de cárcel para los corruptos; Aprobación de una Ley Preventiva Anticorrupción que confisque los bienes de los funcionarios que incurrieron en actos de corrupción; La Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz será sometida a referéndum; Asegurar la conclusión de los juicios de responsabilidad contra los políticos que dañaron al Estado y a la población; 6) Ley de Austeridad Estatal, sus objetivos eran:Para eliminar los gastos excesivos en las instituciones estatales; Para eliminar los asesores supernumerarios de las entidades públicas; Para eliminar los gastos reservados; Para reformar de manera integral el servicio exterior, para evitar que las embajadas sigan siendo un botín político; Crear una nueva escala salarial para los funcionarios públicos, que recorte las altas remuneraciones y fije topes que estén acorde con la realidad del país; 7) Ley Tierra y Territorio Productivo: Acabar con el latifundio y tenencia especulativa de tierras; Aceleración del Programa de Dotación de tierras a los campesinos y ciudadanos que no poseen; Rápida titulación de tierras para los pueblos indígenas, campesinos y pequeños productores; Seguridad jurídica para todos los que trabajen la tierra; Erradicar la especulación financiera sobre la tierra, creando un programa financiero para que los productores agrícolas del oriente recuperen sus tierras, hoy en manos de la banca especuladora; Garantizar la soberanía alimentaria nacional  para el mayor rendimiento  físico e intelectual  de toda la población; Protección del productor agropecuario nacional frente a la competencia externa; 8) Plan Eficaz de Seguridad Ciudadana: Para llevar a cabo la política de seguridad desde una perspectiva preventiva, con base a la inclusión social, inversión pública y coordinación con prefecturas, municipios y comunidad, en el campo y las ciudades; Para promover la elaboración de leyes y reformas al Código de Procedimiento Penal que castigue la impunidad, pero que proteja los derechos ciudadanos, además, impulsará cambios profundos en las instituciones del sistema penal, entre ellos, el ministerio de gobierno, régimen penitenciario, migración, policía nacional, fiscalía general y defensa pública; Implementar el Plan Narcotráfico cero en Bolivia, potenciando los mecanismos y la estructura institucional de lucha contra este flagelo; 9) Seguridad Social: Crear un nuevo sistema de seguridad social para dar cobertura de salud en tres niveles: Nivel Primario (consultas médicas familiares); Nivel Secundario (de internación y especialización) y el tercer nivel (hospitalario); 10) Ley Elizardo Pérez para la Transformación de la Educación y Revalorización de la Cultura: Abrogar (anular) la Ley de Reforma Educativa; Garantizar la vigencia y la calidad de la educación fiscal gratuita en un solo sistema educativo nacional; Lograr una educación comunitaria fundada en la interculturalidad, respetando la plurinacionalidad  y el plurilinguismo; Constituir a la educación como factor de desarrollo integral con equidad de género y generacional.

Verificamos que no se han implantado estas sentencias históricas en calidad de promesas de la Campaña Electoral del MAS del 2006: Muchos bolivian@s votaron por la propuesta del MAS, sin embargo, desde que asumió la presidencia, no se ha dado cumplimiento a estos “mandamientos” que se pregonaban, serian la base para la “profunda transformación del país y en quince años estar como Suiza”. Era, decían, la propuesta que remozaría sus instituciones para erradicar la discriminación social, la exclusión, la corrupción y, para construir un país industrializado con una cadena productiva hidrocarburifera bajo control estatal que cambiaría la matriz productiva, un país de producción agropecuaria y seguridad alimentaria garantizada, con una biodiversidad protegida bajo ley de tal manera que sus recursos naturales renovables estén bajo un aprovechamiento sustentable para beneficio de la actual generación y las futuras con políticas de preservación del patrimonio nacional, especialmente la gestión del recurso suelo en armonía con los recursos naturales agua, flora y fauna en los marcos del desarrollo sostenible bajo tuición de los pueblos indígenas, construida una institucionalidad democrática, apegada a la ley, con derechos humanos, seguridad ciudadana, un sistema educativo de base comunitaria fundada en la interculturalidad, respetando la plurinacionalidad  y el plurilinguismo constituyendo la educación como factor de desarrollo integral, un país con plena seguridad social,  pacífico, con tolerancia y una economía plural de base comunitaria, un país libre de narcotráfico y coca excedentaria, además con ”autonomías”.

Este discurso o marco teórico conceptual no se ha cumplido para nada y tenemos más bien como Resultado qué: No existe un país refundado con y para todas las naciones originarias y todos los sectores sociales en la construcción de una nueva Patria, pues la participación efectiva en la conducción de este “nuevo proceso de cambio” de estas “naciones” es absolutamente mínima, tangencial y marginal; sólo se ha encaramado un entorno palaciego de entretejido discursivo y de intereses sectoriales e ideológicos cuyos bloques nacionales y extranjeros dan las líneas a seguir. Las transnacionales con sus operadores locales y de la región continúan ejerciendo lo que mejor saben hacer: control y poder. Persiste el Estado neoliberal, excluyente, discriminador y neocolonial, pues no se ha diseñado ese nuevo Estado Nacional digno, comunitario y productivo, donde los bolivianos  puedan vivir bien, pues su relación con la economía de mercado – globalizada – no se ha modificado absolutamente en nada. La subordinación a la política petrolera que existe en todos los países productores del planeta, se da con mayor razón en Bolivia. La sumisión es total, según la normativa específica vigente. No se ha “liberado” nada en materia hidrocarburìfera. Seguimos siendo tan indignos y nada soberanos como antes. Las transnacionales del petróleo y el gas, forman una intrincada red interconectada por intereses que trascienden leyes, países, acuerdos, tratados, economía e ideologías. La sumisión gubernamental a los verdaderos intereses de la empresa responsable de la exploración y explotación de mega campos, señala nítidamente que no existe un control y poder sobre las transnacionales: el gobierno del cambio no sometió a las transnacionales operadoras desde la época neoliberal de la derecha conservadora y colonizadora, no se logró “tener socios y no patrones”.

Finalmente, a lo largo de la historia los movimientos progresistas de izquierda apoyaron a las autonomías, porque consideraban que a través de ella era posible arrancarle al poder central —generalmente en manos de gobiernos conservadores, dictatoriales y autoritarios— parte del poder político y económico, para desplazarlo a los sectores más empobrecidos y que sean éstos los que directamente decidan sobre su futuro. Extravagancia ideológica? Por ello es muy paradójico que sea un gobierno popular y progresista sustentado por fuerzas de izquierda, el que haya impulsado a último momento las autonomías, sabiendo que le restaría poder político que era fundamental para mantener su hegemonía. Pero, como esto no era conveniente para el MAS y a fin de neutralizar esta aparente contradicción, el Gobierno introduce los Capítulos Segundo y Tercero de la Cuarta Parte: Estructura y Organización; Título I, Organización Económica del Estado en la nueva y vigente Constitución Política del Estado, donde se define el carácter estatista y centralizado del Estado, asignando al Gobierno central las tareas de planificación y dirección de las políticas económica, productiva y comercial, limitando la libertad de acción y decisión de los departamentos autónomos a cuestiones meramente vasallas. La cooptación total sobre los poderes (Órganos) del Estado, la omnipresencia para perseguir a la oposición y destrozar la democracia, es objetivo cumplido según rezaban los Protocolos de Orinoca de agosto de 2006, así de claro.

por: Eduardo Claure

LO MÁS VISTO