Gran Chaco

Otro grupo de Caraparí accede a atenciones de prevención y control del cáncer cervical

Otro grupo de Caraparí accede a atenciones de prevención y control del cáncer cervical
Domingo, 28 octubre 2018 - 16:52 PM - La Voz de Tarija
WhatsApp Email

Un nuevo grupo de mujeres que llegaron desde la jurisdicción de Caraparí fueron atendidas por el ginecólogo oncólogo Marco Alfredo Aguirre en la Unidad de Patología Cervical de San José de Pocitos, implementada por el Gobierno del Gran Chaco. Las atenciones fueron coordinadas por los programas de las entidades públicas del nivel regional, con la finalidad reducir los riesgos de esta enfermedad.

Lourdes Marrique, responsable del programa Prevención y Control del Cáncer Cervicouterino señaló que de 16 pacientes atendidas por el especialista, el pasado sábado, 8 fueron de Caraparí; entre otros tratamientos, la mujeres accedieron al Cono Leep y la cauterización, métodos quirúrgicos que permiten, a través de una cirugía, controlar o eliminar las lesiones pre-cancerígenas en las mujeres.

Las atenciones realizadas durante la jornada fueron programadas específicamente para las pacientes con resultados positivos en las pruebas, derivadas desde Caraparí, en coordinación con él responsable del programa, Ronald Flores.  En general, las atenciones efectuadas en la Unidad fueron: siete biopsias, dos Cono Leep, 2 cauterizaciones, una prueba de Papanicolaou y seis tratamientos clínicos.

Por su parte, el Dr. Marco Alfredo Aguirre, informó que el programa trabaja para incrementar la cobertura de las pruebas de Papanicolaou (PAP) en mujeres comprendidas entre los 25 y 64 años; situación que permitirá mejorar los resultados en la detección de la enfermedad en etapas tempranas, con el fin de erradicar o evitar su propagación, a través de los tratamientos que brinda la Unidad.

“La idea de la Unidad de Patología Cervical es cerrar el círculo, apuntamos a que haya una mayor cantidad de pruebas de Papanicolaou, llamado “cobertura”, el porcentaje es muy bajo, no llega ni al 15% en el área; se espera que eso pueda elevarse, para que las mujeres dejen de fallecer por esta enfermedad, por eso recomendable que la cobertura llegue en un mínimo al 80%”, afirmó Aguirre.

En ese sentido, las mujeres en riesgos pertenecerían al grupo etario de entre los 25 a 55 años de edad. De este grupo, el médico señala que el 80% de ellas deberían hacerse la prueba del PAP cada año; de ese modo, los altos índices de mortalidad descenderían, tomando en cuenta que cada dos o tres días falleces 9 mujeres en Bolivia por causa de esta enfermedad que afecta también a la familia.

LO MÁS VISTO