Sociedad

Unas 120 obras de infraestructura amenazan a indios no contactados en Brasil

Unas 120 obras de infraestructura amenazan a indios no contactados en Brasil
Miércoles, 24 octubre 2018 - 18:08 PM - Agencias
WhatsApp Email

Un total de 123 grandes obras de infraestructura, entre hidroeléctricas, carreteras, ferrocarriles o plantas térmicas, amenazan los territorios de las comunidades de indios no contactados y que viven aislados en Brasil, principalmente en la Amazonía, según un estudio divulgado hoy por una ONG.

Esos pueblos están en peligro porque el bosque, que garantiza su modo de vida, está desapareciendo”, alegó el especialista Antonio Oviedo, uno de los autores del estudio e investigador de la organización ambientalista Instituto Socioambiental de la Amazonía (ISA).

De acuerdo con el estudio, tanto la vida como el territorio de los indios no contactados corren riesgos inminentes por las obras de infraestructura que están planeadas en áreas próximas a sus comunidades.

El estudio indica que la estatal Fundación Nacional del Indio (Funai) reconoce 114 comunidades o etnias que nunca han sido contactadas o que optaron por aislarse de los no indios para huir de masacres, epidemias y agresiones.

Entre esas 114 comunidades o etnias, hay 28 cuya existencia ya fue confirmada mediante expediciones de la Funai y 26 de las que se tienen informaciones ya constatadas documentalmente pero aún no confirmadas por expediciones. Las otras 60 son registros de los que existen informaciones pero no estudios más profundos.

Según el estudio del ISA, los territorios de las 28 etnias no contactadas confirmadas son amenazados por 29 obras de infraestructura en áreas próximas: 14 hidroeléctricas, 6 pequeñas centrales térmicas, 5 termoeléctricas, tres carreteras y una línea de transmisión eléctrica.

Otras 61 obras amenazan las 26 comunidades cuya existencia aún está por confirmar por la Funai y otros 33 proyectos de infraestructura están planeados en áreas próximas a las 60 comunidades no contactadas de las que se tiene alguna información pero ninguna verificación.

Según el estudio, unas 35 hidroeléctricas planeadas por empresas eléctricas en la Amazonía tendrán impacto sobre 16 territorios indígenas y 12 unidades de conservación ambiental, en los que hay registros de 39 pueblos que pueden vivir aislados.

Todas esas obras aún están en estudio pero la legislación brasileña establece que su construcción depende de los respectivos informes de impacto ambiental y de la consulta a las poblaciones indígenas que puedan ser impactadas.

“Con la inminencia del inicio de las obras, es cada vez más urgente la confirmación de la existencia de esas comunidades para que esa información pueda ser considerada a la hora de expedir las respectivas licencias”, según el ISA.

El área con presencia de indios no contactados más amenazado es el llamado Parque Indígena Airpuana, en el que se investiga la presencia de dos comunidades aisladas y en el que hay ocho proyectos de infraestructura en estudio.

“En caso de que la licencia para esas obras sea expedida antes de que se verifique la existencia de comunidades no contactadas, las medidas de mitigación y los condicionantes que puedan ser establecidos por los órganos responsables no considerarán los territorios de los indios aislados y violarán sus derechos fundamentales”, concluye el estudio. EFE

LO MÁS VISTO