Medio ambiente

Ambientalistas denuncian deforestación que "arrasa" Amazonía de Colombia

Ambientalistas denuncian deforestación que
Miércoles, 12 septiembre 2018 - 23:36 PM - Agencias
WhatsApp Email

La fiscalía de Colombia amaneció este miércoles como un “cementerio” ecológico. Ambientalistas esparcieron ramas, troncos y hojas como antesala a denunciar penalmente la deforestación en la Amazonía, que en 2017 perdió un territorio casi equivalente a Hong Kong.

La organización Avaaz, un movimiento civil fundado en Estados Unidos en 2007, presentó la denuncia ante la Oficina de Derechos Humanos del ente acusador para que investigue cuatro crímenes ambientales contra el llamado pulmón del mundo.

“Estamos pidiendo a la fiscalía que investigue cuáles son los grupos criminales que están detrás de la deforestación que está arrasando la Amazonía. Los que están talando no son pequeños campesinos o habitantes aledaños a estas zonas sino grupos organizados”, dijo a AFP Ana Sofía Suárez, coordinadora de Campañas de Avaaz.

La denuncia pretende que el organismo indague sobre los delitos de invasión de áreas de especial importancia ecológica, daño en los recursos naturales, contaminación ambiental e ilícito aprovechamiento de los recursos naturales renovables.

Suárez señaló que más de un millón de ciudadanos de todo el mundo firmaron una campaña en internet para exigirle al gobierno colombiano que proteja la selva.

“Los compromisos de Colombia en el Acuerdo de París y el reconocimiento de la Amazonía como sujeto de derechos están en riesgo de quedar solo en palabras vacías si el nuevo gobierno colombiano no hace algo ahora mismo”, agregó, citada en un comunicado.

La activista afirmó que si se mantiene la tendencia de deforestación en esa zona, el Parque Nacional Chiribiquete, declarado Patrimonio de la Humanidad en julio por la Unesco, “se encontraría en serio peligro”.

Con un extensión de 2,7 millones de hectáreas que abarcan cinco municipios amazónicos en las regiones del Guaviare y Caquetá, el mayor parque natural del país conserva una de las principales diversidades biológicas del planeta y lugares sagrados para las poblaciones indígenas.

Por la deforestación, Colombia, el segundo país más biodiverso del mundo por detrás de Brasil, perdió el año pasado 219.973 hectáreas, un área casi equivalente al tamaño de Luxemburgo.

Entre 2016 y 2017, 144.147 hectáreas de selva desaparecieron en el “pulmón del mundo”, lo que equivale al 65% de la deforestación en todo el país, según el estatal Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

El Ideam responsabiliza de la tala a la ganadería extensiva, la generación de infraestructura de transporte, los narcocultivos, la extracción de madera, minería ilegal y la praderización.

Tanto el Ideam como Avaaz ponen en duda la capacidad de Colombia de cumplir con el compromiso de dejar en cero la tasa de deforestación del Amazonas para 2020.

LO MÁS VISTO