Arte

La familia Bovet viaja con su marionetas para despertar la conciencia medioambiental

La familia Bovet viaja con su marionetas para despertar la conciencia medioambiental
Espectáculo de marionetas en Tarija
Domingo, 29 abril 2018 - 10:38 AM - Gabriela Flores
WhatsApp Email

El artista en marionetas del teatro Cie Spirale de Francia Alex Bovet llegó a Tarija con la idea de enseñar a la población sobre los problemas medioambientales mundiales, sobre los pueblos indígenas que sufren y la falta de conciencia para con la tierra, él junto a su familia han visto con mirada triste que los jóvenes no se mostraron interesados en seguir la historia que contaron sus marionetas. “El mundo está acabando y los jóvenes tienen que despertar”.

Pero si recibieron alabanzas del público más grande, personas desde los 40 años se mantuvieron atentos a sus funciones que todas las mañanas coloreaban el Mercado Central de Tarija, además de algunas funciones en el rincón de arte de Tarija Casa Creart donde niños de todas las edades quedaron más que sorprendidos por la habilidad de la familia Bovet de manejar estas marionetas de hilo.

Yo empecé a hacer marionetas hace 30 años, ahora tengo 50 años, con la idea de viajar y de transmitir algo importante, más que todo sobre el cuidado de la tierra. Yo de niño vi un montón de marionetas, con mi madre que me llevaba en un teatrito. A mis 20 yo comencé a tallar marionetas con la idea de transmitir un mensaje ambiental que venía de muy lejos, de los pueblos originarios, entonces comencé a viajar y a actuar en las calles allá en Francia”, señala Alex.

Tras una función donde 3 generaciones se enfrentan, como ser el hombre cavernario, el hombre actual y el del futuro en un mundo donde se tienen que convivir con otros seres como los animales. Los elementos como el sol, el agua y el fuego se ven en el escenario armado dejan un ambiente solemne que hasta el niño más pequeño entiende y se queda en silencio.

Publicidad

El mensaje es claro, la familia Bovet llega a Tarija para despertar a la juventud y a la niñez sobre el problema que se vive en la actualidad.

No hay que esperar que el último árbol sea talado, que el último río sea contaminado para darse cuenta que el dinero no se puede comer, además que no son nuestros antepasados quienes nos han heredado esta tierra sino que son nuestros niños quienes nos la prestan entonces tenemos que cuidar mucho esta tierra”, reza el parlante que dicta el final del acto de los Bovet.

Para Alex el desarrollo no sirve si al final los pueblos terminan viviendo debajo de la basura de las grandes industrias, pero lo que más lamenta es que los padres no les enseñen esas cosas a sus hijos más a lo contrario enseñen a ensuciar, a tirar la basura al piso.

Para la familia Bovet el arte de cualquier forma debería servir para transmitir conciencia, que a través de la belleza del movimiento y el color se puedan transmitir y dar la fuerza a las personas para actuar sobre los problemas que están acabando con el mundo.

Esta familia que llega desde Francia, viene meses viajando en una casa rodante ahora se encuentran pasando desde la Patagonia argentina y ahora que pasaron por Tarija se van a las comunidades como forma de llevar el arte a los lugares más alejados de la ciudad, la meta hasta diciembre para la familia es llegar a Colombia.

LO MÁS VISTO