Política

Nicaragüenses vuelven a las calles para exigir democratización y justicia

Nicaragüenses vuelven a las calles para exigir democratización y justicia
Jueves, 26 abril 2018 - 08:11 AM - Agencias
WhatsApp Email

Los nicaragüenses volvieron a las calles para manifestar contra le gobierno y exigir justicia por los 34 muertos que dejaron las violentas protestas de días pasados, mientras se convocaban nuevas movilizaciones para este jueves.

Tras un impasse de apenas un día a la espera de un diálogo, las marchas regresaron en la tarde y la noche del miércoles en Managua y varias ciudades del país, aunque sin choques con la policía, poniendo nuevamente de relieve el hartazgo de la población con lo que considera tendencias autoritarias del gobierno de Daniel Ortega.

Centenares de personas, en su mayoría jóvenes vestidos de negro portando velas y banderas de Nicaragua, se congregaron en la noche del miércoles a una rotonda del sur de Managua para pedir justicia por las víctimas de las protestas, sin que se registraran incidentes.

También marcharon a la sede del Auxilio Judicial de la policía para exigir una investigación por la muerte de sus compañeros en las protestas.

Asimismo, coreaban “libertad” y “que se vayan” del poder Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo.

“Estos jóvenes lograron algo que las generaciones mayores no pudimos, que es perderle el miedo a Daniel Ortega y a Rosario Murillo”, declaró a AFP Francisco Fonseca, un comerciante de 36 años en la manifestación.

El miedo “se perdió en Nicaragua, y la vida de estos estudiantes no va a quedar ahí, ellos son los héroes (…) son chavalos jovencitos que dieron la vida por la libertad”, agregó en alusión a los 34 muertos en las protestas que detonaron el 18 de abril tras el anuncio del gobierno de una reforma de la seguridad social.

– “Sin garantías no hay diálogo” –

La fuerte represión de las manifestaciones, que dejó a Managua y otras ciudades cubiertas de escombros, indignó al país y galvanizó a la población para exigir la salida de Ortega y Murillo.

El clima se aplacó luego de que el domingo Ortega revocara la reforma previsional e instara a un diálogo con la mediación de la iglesia católica para discutir una agenda nacional que incluya una nueva propuesta para sacar a la seguridad social de la ruina.

La iglesia aceptó servir de “mediador y testigo” de un diálogo y reclamó al gobierno y a la sociedad civil a evitar todo acto de violencia.

Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) se declaró listo para sentarse en la mesa de discusiones con el gobierno, aunque exigió abordar reformas democratizadoras.

Pero no se ha fijado una fecha para el diálogo ni se sabe quiénes serán sus participantes. (AFP)

LO MÁS VISTO