Guerra Siria

Al menos 2,8 millones de menores llevan 7 años sin escolarizar por la guerra en Siria

Al menos 2,8 millones de menores llevan 7 años sin escolarizar por la guerra en Siria
Martes, 24 abril 2018 - 00:06 AM - Agencias
WhatsApp Email

 Al menos 2,8 millones de menores no han sido escolarizados en los siete años de conflicto en Siria, según los datos publicados hoy por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) antes del inicio, mañana, de una conferencia de apoyo a este país en Bruselas.

Unicef destacó en un comunicado que desde 2011 algunos menores no han ido nunca al colegio, mientras que otros han suspendido su educación todo este tiempo, con lo que va a ser “extremadamente difícil” que se pongan al día cuando puedan regresar a las aulas.

La nota subrayó que ir a clase puede ser “cuestión de vida o muerte” debido a la violencia.

Unas 309 instalaciones educativas han sido blanco de ataques, mientras que una de cada tres escuelas en Siria ha quedado completamente fuera de funcionamiento por haber sido destruidas, dañadas o usadas con propósitos militares o para acoger a familias de desplazados.

Según los datos de Unicef, el 40 % de los menores sin escolarizar tienen entre 15 y 17 años, con lo que sufren el riesgo de ser reclutados para combatir o ser obligados a casarse o a trabajar.

La agencia de la ONU explicó que estos problemas se están volviendo prevalentes conforme las familias recurren cada vez más a “medidas extremas de supervivencia”.

Pese a estas dificultades, Unicef afirmó que 4,9 millones de menores siguen teniendo acceso a la educación dentro de Siria.

En los países vecinos, que acogen a refugiados sirios, los Gobiernos están abrumados por los casi dos millones de menores sirios que tienen que ser absorbidos por sus sistemas educativos en mitad de una situación económica inestable, indicó.

De los menores que están escolarizados tanto en Siria como en los Estados vecinos, el 90 % asisten a clase en colegios públicos e incluso comparten aula con los niños de esos países, como es el caso del Líbano y Jordania.

El director regional de Unicef para Oriente Medio y el Norte de África, Geert Cappelaere, alabó los esfuerzos de distintas partes para ayudar a los niños y adolescentes sirios.

“La financiación masiva de los donantes, la generosidad sin precedentes de los Gobiernos y comunidades de acogida, el trabajo implacable de profesores heroicos y la determinación de los menores sirios y sus familias han ayudado a millones de niños sirios lograr educación”, apuntó.

No obstante, agregó, “como los líderes mundiales se reúnen en Bruselas esta semana para la Conferencia de Apoyo al Futuro de Siria y la Región, les hacemos un llamamiento para que no abandonen a los niños y jóvenes que ya han pasado por mucho”.

Recordó que se necesita una financiación “continua, flexible, incondicional y a largo plazo” en el sector educativo para mejorar los sistemas ya existentes y aumentar las alternativas en Siria y en los países que albergan refugiados sirios de la región.

Sin embargo, advirtió, “solo con la generosidad no se pondrá fin a la crisis Siria. La protección y las necesidades de los menores debería ser una prioridad para quienes toman decisiones y para aquellos que luchan sobre el terreno”. EFE

LO MÁS VISTO