Moda

“Luis Yeske by María”, 4 años marcando estilo y tendencia en Tarija

“Luis Yeske by María”, 4 años marcando estilo y tendencia en Tarija
Maria Yeske
Domingo, 8 abril 2018 - 10:15 AM - Jessica Hoyos Flores
WhatsApp Email

María del Carmen Yeske es una joven tarijeña que tuvo, persistió y cumplió un sueño. Desde muy pequeña el arte y la pintura llenaban sus pensamientos y así creció con esta idea que el tiempo se encargó de madurar. Fue así como logró fusionar sus habilidades artísticas con su pasión por la moda y de esta forma crear la marca Luis Yeske en homenaje a su hermano.

De profesión abogada y diseñadora de modas, tiene 29 años y desde hace casi 4 años introdujo en Tarija la marca Luis Yeske dedicada a la creación de prendas únicas con un toque étnico chic. Utiliza apliques de aguayo y realiza pintura a mano directamente sobre la tela cuando tiene días de mucha inspiración.

“Actualmente me dedico solo al diseño, siempre he querido hacer diseño, aquí no había donde estudiar así que me fui a estudiar a Cochabamba, vengo de una familia de abogados donde siempre me exigieron que saque adelante esta profesión pero me gustaba mucho más pintar y diseñar y no me he rendido con lo que a mí verdaderamente me gustaba”, rememora.

 

Estuvo también viviendo algunas temporadas por Perú para aprender de tejedoras del Machu Picchu las mejores técnicas de pintura, teñidos de tela y bordados. “La gente de Perú me ha dejado impresionada, no han sido recelosas con sus conocimientos me enseñaron todo lo que sabían y un poco más”, cuenta.

Agarrate Catalina es el nombre de la tienda que ha creado María, es una multimarca en la que trabaja con diferentes diseñadores bolivianos de La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y Tarija. Este proyecto tiene unos 3 años aproximadamente. En este local se encuentra la marca propia de María que es Luis Yeske donde ella señala que manejan un estilo muy marcado pero a la vez bastante diferenciador ya que ella imprime a mano sus creaciones en muchas de las prendas.

En cuanto al aguayo María piensa que a pesar de que se ha convertido en una tendencia mundial y que es un material muy bien apreciado por los extranjeros en Bolivia y especialmente en Tarija hubo mucho recelo por su uso en un principio.

Publicidad

“Al principio mucha gente no queria utilizar el aguayo por no identificarse por ejemplo con cierto partido político, pero ahora eso está cambiando ya no existen tantos prejuicios y nuestros clientes más fieles son jóvenes especialmente a los hombres les gusta mucho. Me alegra que el boliviano ahora ame su cultura, por ejemplo también hacemos rosas chapacas pintadas a mano en las prendas”, indica.

Sobre el manejo de esta tela asegura que es difícil de manejar porque se deshila y no se  puede poner en muchos lugares porque además que no tiene elasticidad hay que colocarla en zonas donde no se afecte el movimiento de la prenda.  Sus creaciones las realiza en algodón peruano por la calidad y la garantía de que este material no se estirará, encogerá o formará bolitas.

Agrega que cada prenda es única porque nunca hace dos iguales, especialmente en las que pinta todo depende de la inspiración y las ideas que lleguen a ella. “Hay días que puedo pintar 12 poleras y a veces en semanas no puedo plasmar nada, asimismo buscamos hacer una moda sustentable y que no genere deshechos por eso todos los retazos los convertimos en carteras, aros y accesorios”, afirma.

Las pinturas que utiliza son textiles y artesanales, entre los servicios que ofrece se pueden encontrar blusas, vestidos, sombreros, manillas, carteras, ropa para hombre y combinaciones para madres y niñas.

“Buscamos prendas atemporales para que se usen todo el año y que sean versátiles siguiendo tendencias con un toque propio. Para las mujeres estamos con los bodys, crop tops y ahora con las chaqueta bombers. Aquí damos varios servicios, acondicionamos remeras a la talla de cada persona sin costo alguno, si buscan otro tipo cuello o tienen algún diseño nosotros lo hacemos según la disponibilidad del taller podemos entregar los pedidos en 2 días”, confirma.

En un principio María no contaba con el taller motivo que la llevaba a subcontratar costureras que, según recuerda, no le permitía tener un stock muy grande y no le entregaban la idea exacta de sus diseños, por ello desde que decidió emprender con todo y obtener un préstamo para hacerse de las máquinas se encuentra mucho más feliz con lo que produce, a pesar que admite que antes se desesperaba y pensaba que las cosas no le saldrían bien ella trabajó con “mucho amor y buen humor”.

“Desde ahí en la confección yo me encargo de hacer los moldes, el corte, trabajo con gente que lo costura y luego vuelve a mí para que pinte las prendas” dice. Asimismo “Agarrate Catalina” y el taller de María se han trasladado muchas veces de lugar pero actualmente se encuentran juntos en el mismo espacio al frente de la plazuela Uriondo lo que hace el trabajo de la diseñadora mucho más productivo y cómodo.

Ropa de la marca Luis Yeske

“Estoy contenta y agradecida antes estábamos en la Domingo Paz como era centro la gente entraba porque lo tenía al paso pero aquí al frente de la plazuela Uriondo al no ser una zona muy comercial me reconforta pensar que los clientes que llegan es porque vienen exclusivamente a la tienda a ver las novedades”, menciona.

La decoración del local busca también ser amigable con el medio ambiente, siguiendo el estilo del concepto de moda étnica dandole un aire bohemio y tranquilo la diseñadora admite que ha visto en los últimos tiempos bastantes nuevos emprendedores que trabajan con aguayo. “Me gusta que la gente haga cosas nuevas, quisiera alentar a todos aquellos que están comenzando que apuesten por hacer más cosas hechas en Tarija es importante valorar a los nuevos emprendimientos y comenzar a valorar la producción local”.

Agarrate Catalina espera a toda su clientela de lunes a sábado incluso los domingos y a deshora ya que las propietarias acuden al llamado de los clientes al instante para aconsejar y asesorarles en su próxima compra. Allí podrán encontrar a María o a su mamá con quien comparten el mismo nombre y las mismas ganas de atender a las personas que ingresan siempre con una gran sonrisa. 

LO MÁS VISTO