EEUU

"¡Soy Stephon Clark!": velan a joven negro muerto por policías en EEUU

Jueves, 29 marzo 2018 - 20:33 PM - Agencias
WhatsApp Email

“Yo soy… Stephon Clark”: la consigna fue repetida una y otra vez este jueves durante el velorio del joven negro muerto a tiros por la policía en California y ahora rostro de una “batalla nacional” declarada contra la brutalidad policial.

Unas 500 personas acudieron al funeral de Clark –que recibió 20 disparos en el patio trasero de su casa– en una iglesia de Sacramento, constató un fotógrafo de la AFP.

Un servicio ecuménico -que tuvo representantes de todas las religiones- se realizó frente al féretro que estaba rodeado de coronas florales con mensajes como “Descansa en Poder” -un juego de palabras del tradicional “Descansa en paz”, “Te amamos ‘big poppa'” (gran papá) y #StephonClark.

Su hermano, Stevonte Clark, entró por el pasillo central del recinto acompañado de su familia -algunos con camisetas que tenían el rostro de la víctima-, mientras sonaba un gospel y un grupo de niñas, incluida otra hermana, bailaba detrás de la urna.

Stevonte estaba visiblemente afectado: corrió al ataúd, lo abrazó, saltó por la tarima, bailó, levantó varias veces el puño en señal de protesta y luego tomó el micrófono, interrumpiendo parte de la ceremonia.

“Yo soy…”, preguntaba. “Stephon Clark”, respondía la audiencia.

La familia Clark nunca morirá“, gritó, mientras los organizadores del servicio trataban de que parara. Les respondió que no conocían a su hermano y que estaban allí “por el dinero”.

AFP / JOSH EDELSONEl pastor Al Sharpton habla con periodistas antes del funeral de Stephon Clark en Sacramento, el 29 de marzo

El célebre activista negro y pastor Al Sharpton lo consoló, así como a otros familiares. “No se le dice a un doliente cómo manejar su dolor”, criticó… Y añadió: “estamos aquí porque ese chico debería estar vivo hoy”.

“No dejaremos que olviden el nombre de Stephon Clark hasta que consigamos justicia”.

La muerte de otro hombre negro a mano de las fuerzas del orden desató una ola de protestas en la capital de California, con bloqueos de calles y enfrentamientos con la policía.

Este jueves fue convocada una frente a la oficina del fiscal del condado.

– “Una batalla nacional” –

AFP / JOSH EDELSONCentenares de personas hacen fila para asistir el funeral de Stephon Clark en Sacramento

El domingo 18 de marzo, la policía llegó al barrio donde vivía Clark respondiendo a una llamada a los servicios de emergencia 911 sobre un hombre que había roto varias ventanillas de vehículos en la zona y se escondía en un patio trasero.

Los oficiales consideraron a Clark como el principal sospechoso y lo persiguieron. Todo fue grabado en video desde un helicóptero y a través de las cámaras instaladas en los uniformes de los policías.

El video muestra al joven corriendo y buscando refugio en el patio trasero de la casa de sus abuelos, donde residía.

Los policías gritan: “¡Muestre sus manos!”, e inmediatamente siguen: “¡Arma, arma, arma!”. Ahí dispararon 20 veces. Al revisar el cuerpo, los agentes solo encontraron un celular iPhone.

Clark tenía 22 años y era padre de dos niños.

Al menos otras 16 personas -tres de ellas desarmadas- murieron en enfrentamientos con las fuerzas del orden en Sacramento en los últimos dos años, según el diario The Sacramento Bee, que no precisó la raza de las víctimas.

Una investigación independiente a cargo del fiscal general del estado, Xavier Becerra, fue abierta, y los oficiales responsables de la muerte de Clark -uno de ellos negro- están suspendidos.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que este “incidente terrible” era “un tema local” que debía “ser resuelto por las autoridades locales”.

“No es un tema local”, zanjó Sharpton. “Vienen matando jóvenes negros por todo el país”.

“Esta no es más una batalla de Sacramento, esta es una batalla nacional. Stephon Clark despertó a la nación (…) Es hora de que detengamos esta locura”.

Los negros representan la inmensa parte del número de civiles ultimados por las fuerzas del orden.

El martes, el fiscal general de Luisiana anunció que no presentaría cargos contra los dos agentes de policía que en 2016 mataron a tiros a otro hombre negro.

El diario Los Angeles Times publicó el récord criminal de Clark –incluyendo casos de proxeneta y violencia doméstica en los últimos cuatro años- y destacó que en el momento que fue abatido, estaba en libertad condicional por un robo en 2014.

AFP / JOSH EDELSONMujer con aretes del movimiento ‘Black Lives Matter’ en fila para asistir al funeral de Stephon Clark en Sacramento

Líderes comunitarios insisten, sin embargo, en que debe ser la conducta de los oficiales y no los antecedentes de la víctima, el factor relevante en la investigación.

La familia Clark -que perdió al hermano de 16 años de Stephon en un tiroteo en 2006- estudia demandar a la policía por el asesinato. Un acuerdo extrajudicial también está sobre la mesa, aunque igual puede tomar meses./AFP

LO MÁS VISTO