Discriminación

Ministro húngaro: integración de refugiados es imposible, como la de gitanos

Ministro húngaro: integración de refugiados es imposible, como la de gitanos
Jueves, 29 marzo 2018 - 18:24 PM - Agencias
WhatsApp Email

El ministro húngaro de Gobernación, János Lázár, dijo durante un acto electoral que la integración de refugiados musulmanes y de otras culturas era imposible, y sostuvo como ejemplo que los gitanos tampoco años lo habían hecho en seiscientos años, informan hoy los medios húngaros.

Hace seiscientos años que vivimos juntos con los gitanos y hasta hoy no pudimos integrarlos, por decirlo claramente. ¿Cómo podríamos integrar a gente que viene de otro mundo y cultura, con otra identidad?”, declaró ayer en un mitin ante simpatizantes en la localidad de Mártély, al sur del país.

Lázár afirmó que una vez que los refugiados lleguen al país “ocuparán el lugar por el que entraron” y calificó de “cuento de hadas que se puedan integrar, que seremos amigos y que serán como nosotros”.

En Hungría, un país centroeuropeo de diez millones de habitantes, viven alrededor de medio millón de personas de etnia gitana, que soportan aún amplios prejuicios, mientras la ultraderecha y sectores nacionalistas tienden a estigmatizarlos.

Esta no es la primera vez en la campaña electoral que Lázár despierta polémica, ya que hace tres semanas colgó un vídeo de un barrio de Viena en Facebook en el que aseguraba que era sucio y peligroso por la inmigración.

Viena suele aparecer en los primeros lugares en las clasificaciones de las ciudades con mejor calidad de vida del planeta, muy por delante de cualquier localidad húngara.

Las calles son visiblemente más sucias, y hay más delincuencia. Es evidente que cambiaron el aspecto de este barrio”, afirmaba en una calle vienesa donde no se podía apreciar esa suciedad.

Lázár quería así advertir sobre lo que le podría suceder a Budapest si subiese al poder la oposición húngara tras las elecciones, a la que achaca planes para permitir la entrada en el país de refugiados.

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, ya dijo a principio de mes que si Hungría se abría a la inmigración, los recién llegados traerían el “terror”, la identidad cultural húngara se “evaporaría” y las mujeres “ya no estarían a salvo”.

Orbán y su gobierno nacionalista han centrado la campaña para las elecciones parlamentarias del 8 de abril en mensajes alarmistas sobre la inmigración, en un momento en el que se suceden diferentes escándalos de corrupción que afectan a círculos del poder.

Hungría es, además, uno de los países con menos inmigración de Europa.

Orbán es el claro favorito en las elecciones ante una oposición muy fragmentada y, en caso de ganar, sería su tercer mandato al frente del Gobierno. EFE

LO MÁS VISTO