Talentos tarijeños

Nelvin Acosta, el músico tarijeño que guía su vida por el amor a la guitarra

Nelvin Acosta, el músico tarijeño que guía su vida por el amor a la guitarra
Nelvin Acosta, durante un concierto
Sábado, 10 marzo 2018 - 10:45 AM - Gabriela Flores
WhatsApp Email

Nelvin Acosta es un artista tarijeño profesional que guió su vida por el amor a la guitarra. Referente en Tarija por su virtuosismo con las cuerdas, el músico se hizo un hueco en la escena tarijeña gracias a grandes maestros que guiaron su camino y a la participación en grupos musicales de renombre. Esa pasión musical le ha llevado a ocupar un cargo público como Director de Gestión Cultural y Patrimonio de la Gobernación de Tarija.

Nelvin se inició en la música en el colegio ya que su profesor incentivaba la creación de grupos musicales lo que lo llevó a la escuela de música Pastor Achá, que en ese entonces estaba a la cabeza del destacado Nilo Soruco.

“El profesor Joaquín Jerez, a partir de esta motivación él me sugirió que, para continuar mis estudios, debería acudir a otro tipo de instituciones para que pudiera cumplir con las expectativas que yo tenía en ese entonces. Es por eso que acudí a la escuela de música Pastor Achá, en ese entonces era director Nilo Soruco y mi maestro de guitarra fue el profesor Fernando Arduz. Logré egresar de la escuela de música el año 1999″, señala Acosta.

Nelvin cuenta que se enamoró de la música mucho antes del colegio con una película llamada La Bamba y con el apoyo de su padre logró tener su primera guitarra, fabricada artesanalmente por su progenitor.

“Hay una particularidad muy importante antes de este proceso formativo en mi vida, porque todo nace a partir de una película que veo, que era La Bamba, ahí es donde se me quedó grabada esa motivación por emprender el camino del arte, es así donde mi padre el señor Teofiolo Acosta, él es zapatero, me hizo una guitarra de venesta con sus propias manos“.

El profesor Fernando Arduz fue quien le enseñó la base de la guitarra clásica, y fue formado dentro de este género musical pero por la carencia de espacios donde tocar e interpretar música clásica, decidió incursionar en la música folclórica.

“En un principio yo me formé para la música clásica, así que en el ámbito y desarrollo de este género de música no se encontraban muchos espacios para poder manifestar el arte como obras clásicas, logré dar algún concierto en la Casa de la Cultura y tuve que dedicarme al folclore para poder también generar recursos”, señala el guitarrista.

PUBLICIDAD

 

Son varios los artistas tarijeños con los que pudo trabajar Nelvin, desde la pareja enamorada de Taricanto hasta el pícaro cantor Ernesto Sapito Mealla ya que su trabajo consiste en realizar los arreglos musicales en sus piezas.

“He conformado varios grupos, uno de ellos fue la agrupación Taricanto, con los que grabé un disco, también la agrupación de Ernesto Mealla, ya formó parte de la agrupación más de 10 años, Las Voces del Pago con los que grabé aproximadamente 5 discos donde también tengo composiciones propias ahí, mi trabajo fundamental en los grupos es como ‘arreglista’ de los temas o hacer arreglos musicales de los diferentes temas”, destaca.

Enseñar música fue una inspiración para Nelvin y eso le llevó a cambiar la carrera profesional que se encontraba cursando por 5 años en la Normal de Canasmoro de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho, donde le dieron el título con el que pudo impartir clases de manera profesional y permanente.

Además he sido profesor de la Escuela Pastor Achá aproximadamente 6 años con la asignatura de guitarra, también fui profesor en algunas unidades educativas, a partir de esta experiencia decido formarme a cabalidad y curso los 5 años para lograr la titulación en artes musicales, escénicas y danza en la Universidad Juan Misael Saracho”, indica.

Para Nelvin la música es su vida ya que se encuentra trabajando en un área donde promueven y brindan las herramientas a los artistas tarijeños de poder capacitarse o presentarse.

“La música es una carrera, no es un hobby, para mí forma parte diaria de mi actividad laboral ahora como director de Gestión Cultural y Patrimonio, además en mi vida personal, por ejemplo, todos los días yo tengo sesiones auditivas de música en mi casa”.

LO MÁS VISTO