Tarijeños en el mundo

Bárbara Acuña, la tarijeña que muestra la cultura del sur de Bolivia en Roma

Bárbara Acuña, la tarijeña que muestra la cultura del sur de Bolivia en Roma
Bárbara Jaime, una tarijeña en Roma
Domingo, 25 febrero 2018 - 10:15 AM - La Voz de Tarija
WhatsApp Email

Con el objetivo de encontrar trabajo, hace 12 años la tarijeña Bárbara Acuña Jaime salió de su tierra para llegar hasta la ciudad del Vatinano, Roma en Italia. Esa determinación sorprendió mucho a su familia, pero ella estaba decidida.

“Mi hermana me llevó”, relata Bárbara, quien ahora trabaja de niñera, lleva y recoge a los niños de la escuela, cuida de ellos todo el día, pero además les enseña el español.

Para ella le fue totalmente “fácil” aprender el italiano, ya que señala que es muy parecido a su idioma de origen.

Vivir el cambio cultural, al principio fue muy duro, y más cuando dejó el amor en Tarija, pero también hubo aspectos positivos, como conocer lugares, otra cultura, y también en el tema económico, pues el salario en el rubro que desempeña es mucho mejor en el lugar donde radica que en Bolivia.

A Bárbara le fascinan los monumentos de Roma, la Basílica de San Pedro y por supuesto el Coliseo. Lo que más le llama la atención es la cultura y comida mediterránea. En ese país también radican otros bolivianos, sin embargo no tiene mucho contacto con ellos, sólo con su hermana con quien actualmente vive y trabaja.

Echa de menos a toda su familia, a sus amigos, las comidas, las costumbres chapacas y San Lorenzo, uno de sus lugares preferidos. Entre las comidas que más extraña está “la ranguita, el saice, los anticuchitos, la aloja de maní y la rica chica”.

Es por ello que cada año vuelve a Tarija, y no duda que un día retornará para quedarse de forma definitiva en su pago. Entre las cosas que incluiría de Roma a Bolivia, sería la comida mediterránea o comidas saludables.

Cuando explica a los italianos qué es Tarija, le cuenta sobre las churas mozas, la gente alegre y que es el lugar donde están los mejores vinos.

A pesar de estar en un país que está a miles de kilómetros de Bolivia, a Bárbara no se le olvida mostrar su identidad cada vez que se presenta la oportunidad, tal es el caso del Carnaval, fecha en que salió a las calles a exponer su cultura.

Vestida con la ropa típica chapaca y otros con el atuendo chaqueño, pusieron las alegres cuecas para bailar en los exteriores del Coliseo de Roma.

Como en todo, hay situaciones positivas y negativas, y una de las negativas que constantemente vive Bárbara es el miedo a los atentados del terrorismo, “por ser el Vaticano la sede de la Iglesia católica”. También estas últimas semanas tuvo que pasar por el temor a los terremotos que afectaron su ciudad.

Pero a pesar de todo eso, ella no duda en animar a otros tarijeños a que conozcan ese país. “Es churo conocer la ciudad eterna Roma”, agrega.

Bárbara cuenta que tenía un novio italiano, pero lo dejó porque la relación no iba bien ya que no estaban de acuerdo en muchas cosas. No obstante, reconoce que gracias a él pudo conocer al papa Francisco, lo cual considera como la experiencia más linda que le pudo haber pasado

LO MÁS VISTO