Tarijeños en el mundo

“Goyo” Bravo, un tarijeño que da clases de bachata y salsa en Londres

“Goyo” Bravo, un tarijeño que da clases de bachata y salsa en Londres
Goyo Bravo un tarijeño residente en Londres
Domingo, 11 febrero 2018 - 09:21 AM - La Voz de Tarija
WhatsApp Email

Gabriel Bravo, más conocido como “Goyo” es un tarijeño de 32 años  que salió al exterior hace más de 13 años. Buscaba solvencia económica para poder estudiar una carrera, razón por la cual buscó nuevos horizontes fuera de su tierra. Así llegó a Londres, la capital del Reino Unido.

Esta decisión fue tomada de forma tranquila por sus padres ya que la idea era irse sólo por algunos años, sin embargo poco a poco aquello fue tornándose diferente.

En ese entonces, 2004, no pedían visa, es por ello que consiguió un préstamo de dinero únicamente para pagar su pasaje y primero llegó a la casa de su tío en Barcelona de España.

Goyo Bravo es un tarijeño en Londres

Durante muchos años vivió con su familia en esa ciudad, pero después todos volvieron a Bolivia, a excepción de su hermano.

Uno de los obstáculos más difíciles que tuvo que pasar fue el racismo en Barcelona, ya que se notaba el trato despectivo y discriminatorio que le ofrecían los lugareños.

“Se notaba el racismo, nos miraban diferente, el trato más despectivo, cosa que cambió durante el tiempo. En Londres totalmente diferente, un negro, un chino, musulmán, pueden ser desde conductores de bus (que no es muy difícil porque sólo se necesita dos años de práctica para llegar a ser profesional), como también pueden ser jefes de alguna compañía siempre y cuando demuestren que son capacitados para ese puesto”, refiere.

Goyo Bravo es un tarijeño en Londres

Esa última parte es lo que rescata y espera que se dé en Tarija, el no mirar el quién es, de dónde viene ni qué color es, pues si tienen las habilidades están en todo su derecho de ganarse un puesto.

Para sobrevivir tuvo que trabajar en diferentes oficios, así poco a poco fue ascendiendo hasta convertirse en profesor de danza.

“Hice de todo, empecé como ayudante de pintor, luego dependiente de una tienda de herramientas, pinturas y demás instrumentos para decoración del hogar. Hice también de comercial en ventas de telefonía móvil. En el 2012 me mudé a Londres y empecé trabajando en empresas de limpieza de escuelas, oficinas y otros. Luego me convertí en profesor de baile, salsa y bachata, y este es mi actual trabajo a tiempo completo”, relata.

Al principio fue muy difícil y a la vez gracioso lidiar con el idioma inglés en ese país anglosajón, pues lo poco que aprendió en el colegio no le fue suficiente en la capital de Inglaterra.

En la actualidad radica en Londres, pero no sabe por cuánto tiempo más, pues quiere volver a su lugar de origen. Desde hace varios años intenta llegar a su pago por lo menos una vez al año, y normalmente es para diciembre hasta enero.

El exitoso profesor de bachata extraña su hogar en Tarija y las diferentes actividades que realizaba como ir al río, al campo, caminar por el mercado, etc. pero principalmente echa de menos la comida de su madre.

Goyo Bravo es un tarijeño en Londres

Y cuando le toca explicar a alguien qué es Tarija, él les responde con sus vivencias: “Les cuento que todo lo que he vivido allí, mis paseos en el cole, las costumbre, las comidas, los lugares en los que estuve”.

Lo que normalmente Goyo hace en esos países del “primer mundo” y que no podía hacer en Tarija es viajar y conocer diferentes lugares con el baile. Cuenta que en Londres hay muchas oportunidades para los bolivianos.  “Depende lo que te propongas puedes hacer realidad tus metas”, enfatiza.

Anécdotas

Una de las anécdotas que siempre recuerda es la vez que aún no sabía hablar bien el inglés y estaba en una entrevista de trabajo con la jefa de una compañía de limpieza, y ella hablaba con mucha fluidez como si estuviera con una persona inglesa.

Yo solo movía la cabeza de arriba abajo asintiendo o negando, tuve la suerte de entender un par de palabras y me imaginé de lo que estaba hablando. Me reía si ella se reía, me ponía serio si se ponía seria, pero dentro de mí decía: si supiera que no estoy entendiendo ni jota”, cuenta entre risas.

Conociendo Londres

Lo más común de Londres, el lugar donde vive Goyo, es compartir una casa o un departamento ya que los alquileres son muy caros. Por ejemplo, una habitación está a 600 libras, o sea 750 dólares.

Hay una gran variedad de culturas y razas que conviven sin ningún problema, es una metrópoli tan diferente al “tranquilo” pueblo de Tarija. “Ahora mismo tuve que agarrar metro y tren para visitar a mi madre adoptiva, en Tarija podría ir en taxi o micro”, agrega.

En ese país hay muchos bolivianos que están agrupados al “modo de Bolivia”, cada uno con sus respectivos departamentos. “Los chapacos también presentes incluso con su grupo de baile del cual formé parte hace tiempo pero por motivos de trabajo y traslados no pude mantener contacto con ellos”, cuenta Goyo.

Estando en un lugar tan lejano de donde nació, la imagen del país se ve de distinta manera. “Nos falta mucho por crecer, estamos mal educados, por lo que retrasamos el desarrollo de nosotros mismos”.

LO MÁS VISTO