Industrialización

Germania, Águila, Baviera y Astra, historia de las cervezas tarijeñas 

Germania, Águila, Baviera y Astra, historia de las cervezas tarijeñas 
Imagen referencial de cerveza
Domingo, 7 enero 2018 - 11:59 AM - La Voz de Tarija
WhatsApp Email

A pesar de la tradición y producción vitivinicola del valle central de Tarija, la cerveza también ha tenido su espacio entre la población tarijeña con la producción hecha en el departamento tarijeño.  El desarrollo de la industria de la cerveza tuvo lugar a comienzos del siglo XX coincidiendo con el inicio de la industrialización en el departamento que hasta ese momento su economía estaba basada fundamentalmente en la producción agrícola y ganadera.

La primera cerveza tarijeña salió a la venta en 1903 bajo el nombre de ‘Germania’ , producida por la empresa de la misma denominación creada por los hermanos de origen alemán Guillermo y Carlos Schnorr con el apoyo del técnico Juan Klein, según refleja el historiador Eduardo Trigo O´Connor d’Arlach en su libro Crónicas de Tarija.

Un año antes, en 1902 se había hecho el intento de instalar una fábrica en la localidad de Iscayachi, en el municipio de El Puente, a cargo de una sociedad entre Roberto.J.Roberts, inversionista inglés, y los ciudadanos J.Rodolfo Ávila, Justo Ávila y Simón Martínez.

La noticia fue acogida con entusiasmo por la sociedad tarijeña de la época y los diarios locales que habían calificado como el inicio de la industrialización en Tarija, según relata Trigo, ya que únicamente el consumo de cerveza en Tarija era de importación. No obstante, ese intento quedó frustrado y fue la cerveza Germanía la primera en salir al mercado tarijeño. 

Una década después se instaló, ahora sí, una fábrica de cerveza en Iscayachi que producía la cerveza ‘Águila’ en 1916.  El lugar elegido para su implantación tuvo que ver con las temperaturas favorables para la actividad industrial y con el terreno de la zona, apto para el cultivo de la cebada.

La cerveza Águila elaborada en Iscayachi era transportada en aquel entonces a Tarija en recuas de acémilas, cita Trigo.

Más de treinta años después de la creación de la cervecería Germania, los propietarios la vendieron al austriaco Rodolfo Meyer, quien cambió su nombre por Baviera e introdujo la producción de cerveza tipo Pielsen. 

“Han sido destronadas las cervezas importadas a Tarija con el producto nuevo de esta cervecería”, rezaba la publicidad.

La planta de esta fábrica de cerveza, que estaba ubicada en la calle Bolívar de la ciudad de Tarija, fue cerrada unos años después a la muerte de su propietario.

A partir de entonces, Tarija estuvo unos largos años sin contar con un centro de producción de cerveza, hasta que en en la década de 1970, la Corporación Regional de Desarrollo de Tarija (Codetar) junto a un grupo de inversionistas alemanes creo la sociedad Cervecería Baviera Unión Tarija. 

Su producto salió al mercado en agosto de 1975 con el nombre de cerveza ‘Astra’.

La empresa cambio de manos y fue adquirida por el alemán Fritz Lochmann quien posteriormente vendió el complejo a la Cervecería Boliviana Nacional de La Paz que mantuvo la denominación del producto Astra ya que se había hecho un hueco en el mercado.

La historia de las cervezas en Tarija ha sido extraída del libro Crónicas de Tarija del historiador Eduardo Trigo O’Connor d’Arlach que recopila cuatro decenas de crónicas sobre la historia del departamento tarijeño.
LO MÁS VISTO