Argentina

Ayudante del fiscal Nisman procesado niega "rotundamente" los cargos por su muerte

Ayudante del fiscal Nisman procesado niega
Miércoles, 27 diciembre 2017 - 10:49 AM - Agencias
WhatsApp Email

El técnico informático Diego Lagomarsino, colaborador del fiscal argentino Alberto Nisman que fue procesado este martes por la muerte del juez, negó hoy “rotundamente” los cargos que se le imputan y volvió a defender la hipótesis del suicidio.

No tengo nada que ver con lo que dicen (…), soy inocente“, aseveró Lagomarsino en declaraciones a la prensa a las puertas de su casa, un día después de que el juez Julián Ercolini lo procesara como presunto “partícipe necesario del delito de homicidio simple agravado por el uso de armas”.

Lo niego rotundamente, no es lo que pasó“, “va a ser imposible de probar porque eso no existió”, insistió antes de admitir que tiene “miedo” de que finalmente lo envíen a prisión.

El magistrado también le dictó un embargo de sus bienes de 15 millones de pesos (unos 818.000 dólares) y mantuvo la decisión de que porte una tobillera electrónica y de que no puede salir del país.

Además, estableció el procesamiento de Rubén Fabián Benítez, Néstor Oscar Durán, Luis Ismael Miño y Armando Niz, escoltas de Nisman, por presunto incumplimiento de los deberes y encubrimiento.

Nisman, que investigaba el atentado contra la mutualista judía AMIA (ocurrido el 18 de julio de 1994 y en el que murieron 85 personas) apareció muerto con un tiro en la cabeza en enero de 2015, días después de realizar una denuncia contra la entonces presidenta, Cristina Fernández (2007-2015), por presunto encubrimiento a los iraníes acusados por el ataque terrorista.

El colaborador informático ya estaba imputado en la causa por prestarle el arma que acabó con su vida y hoy, como ya hizo en reiteradas ocasiones, aseguró que se la pidió el propio fiscal para proteger a sus hijas y que fue “el último” al que recurrió.

El caso dio un giro después de que la Gendarmería nacional presentara en pasado septiembre un informe elaborado por una junta de especialistas policiales y peritos que estableció que dos personas golpearon, drogaron con ketamina y asesinaron a Nisman en su casa, lo que aleja, según la Justicia, la teoría del suicidio.

Sin embargo, Lagomarsino apuntó este miércoles que considera que “fue más un autodisparo” y, con base en las pericias, pudo ser un suicidio inducido “perfectamente” o, incluso, “un accidente”.

El informático afirmó estar “shockeado” por la decisión del juez y admitió que la muerte del fiscal cambió su vida al “cien por cien”. EFE

LO MÁS VISTO