Gastronomía

Heladería Gloria, 3 generaciones y 45 años deleitando los paladares tarijeños

Heladería Gloria, 3 generaciones y 45 años deleitando los paladares tarijeños
Domingo, 29 octubre 2017 - 10:06 AM - Jessica Hoyos Flores
WhatsApp Email

La heladería Gloria se creó un 6 de diciembre de 1972, los emprendedores fueron Gloria Echazù Navajas y Carlos Torri Cherroni, debido a que Gloria tenía familia muy cercana  en la ciudad de Salta que se dedicaban a este negocio ella fue aprendiendo la elaboración y creció su ilusión por tener su negocio propio.

Gloria y Carlos tuvieron 5 hijas: Patricia, Liliana, Rita, Teresa y Silvana Torri Echazù, quienes más tarde se convertirían en la segunda generación encargada de continuar la tradición de la reconocida heladería. Actualmente es ya la tercera generación quien administra el emprendimiento de la abuela, los gemelos Gonzalo y Felipe Barrenechea están llevando a la empresa familiar hacia la modernidad, siempre buscando seguir la consigna de su abuela que hoy cuenta con 85 años de edad.

Parte importante de la familia es Edith Mejía a quien la segunda y tercera generación llaman con todo cariño “mamá Edith” estuvo presente desde el día de la inauguración de la heladería junto a Gloria y hoy con 80 años está orgullosa de ver el rumbo hacia el que se dirige el negocio al que tanto esfuerzo y amor ha entregado.

Están las tres generaciones juntas, la heladería ya está abierta y en la mesa comienza la entrevista entre risas, recuerdos, añoranzas, café y unos ricos sándwiches de jamón y queso crearon el ambiente propicio para poder conversar con Edith, Liliana, Rita, Gonzalo y Felipe.

La heladería Gloria primera generación

Emplazada en la calle General Trigo entre Ingavi y La Madrid, la heladería comenzó ofreciendo a los tarijeños helados agranel y al paso elaborados de manera artesanal. Los servían en cucuruchos y colocaron dos mesas para aquellos que quisieran tomar asiento, en ese entonces el espacio utilizado era de solo una habitación.

Regresando a los orígenes del emprendimiento, Rita, la tercera hija de Gloria, cuenta a La Voz de Tarija que su madre se crió con unas familiares muy queridas que habían inaugurado una de las primeras heladerías en Tarija llamada “La Polar” hasta que decidieron residir en la ciudad de Salta y fundaron “Su Heladería”.

“Mi tía Carmencita le decía a mi mamá que se vaya una temporada a Salta y así la animaron, entonces ella aprendió todo sobre la elaboración y decidió con mi papá emprender la pequeña empresa, se comenzó de a poquito es lindo ver ahora el sueño de mi mamá de su querida heladería”, puntualiza.

Una vez se dio el primer paso, Gloria ya buscaba innovar y fue así como se convirtieron en la primera heladería en servir helados en copa en Tarija. Edith recuerda con mucha nostalgia esta época en la que junto a su amiga trabajaban incansablemente para ofrecer un servicio de calidad a todos quienes confiaban en la magia del sabor del clásico helado de dulce de leche artesanal.

“A veces la señora Gloria se cansaba y decía ya no hay el helado de dulce de leche no pidan más, pero al momento se olvidaba y llegaba alguna amiga a pedir y le servía dejando a la heladería preguntándose qué pasó”, ríe.

Otro de los productos estrella, además del helado de dulce de leche, es la copa Gloria está compuesta de ensalada de frutas, budín de chocolate, crema, dulce de leche, crema, frutilla, chocolate liquido cereza y una galleta, aseguran que es la copa favorita de los tarijeños.

Por su parte, Felipe trae a colación una linda anécdota. “Mi abuela ahorraba por todos desde el mostrador, no le gustaba cobrar a los niños ni a sus amigas o a sus ahijadas. En ese momento éramos como 13 primos que veníamos a jugar aquí. Además cuando venía alguna familia de 4 personas y los dos niños querían una copa grande ella le decía no para que si no van a acabar y les daba una copa pequeña y los chiquis lloraban pero ella decidía lo que era mejor”, dice provocando una risa general.

Rita añade que ella junto a sus cuatro hermanas siempre fueron muy amigueras y coquetas. “Éramos famosas las niñas Torri, Tarija era muy chiquita y las cinco teníamos nuestros admiradores y como éramos simpatiquitas venían a visitarnos a la heladería”, bromea.

Segunda generación

La heladería se traslada unos metros más allá de donde se la inauguró, para ser más exactos se instalan en toda la esquina frente a la Casa Dorada para luego retornar a su ubicación actual. Fueron Liliana y Rita las que se encargaron desde este punto con la decoración e implementación de nuevos postres, tortas y sabores de helados marcando el paso de la segunda generación en el negocio familiar.

Liliana cuenta que ahí comienza a entender la dificultad de realizar helados artesanales pues al pedir leche natural y del día para hacerla hervir y comenzar el proceso de elaboración le pasó que muchas veces el insumo principal era el más difícil de conseguir con la calidad de necesitaban.

Se me cortó leche muchas veces, incluso hace poco se me cortaron 40 litros de leche, todo lo hacemos natural usamos algunas esencias pero evitamos los químicos conservantes lo que se hace es para el día”, destaca.

Otro dato interesante es que en la heladería Gloria también elaboran artesanalmente el dulce de leche para su gusto estrella que es el helado de ese sabor. Por su parte Rita recuerda muy emocionada la visita de personajes ilustres como el hecho que el ex presidente de Bolivia Víctor Paz Estenssoro disfrutaba la torta alemana y los helados que ellas preparaban, asimismo el poeta Roberto Echazú hermano de Gloria disfrutaba de los postres que allí servían.

“También al ex presidente Jaime Paz, nos vino a visitar la cantante argentina Mercedes Sosa junto a José Camedo y guitarrearon un rato, asimismo enviamos un pedido al hotel prefectural cuando llegó el presidente de argentina Raul Alfonsín, hicimos postres y manzanitas secocheñas con turrón de manzana”, relata.

Con el reconocimiento que iban ganando, Rita se encargó de abrir sucursales, comenzó en la Loma de San Juan, estuvo frente al hotel Los Ceibos, también en una casa en Juan 23 pero por cosas del destino a la fecha la heladería tiene solo una casa matriz no obstante Rita asegura que quiere abrir una sucursal en Cochabamba donde vive actualmente.

Una de las incursiones más novedosas que hicieron fue hacer los espaguetis de helado que con una pequeña maquina lograban sacar finos hilos que servían en una canasta espolvoreado con coco rallado a manera de queso.

“Eso fue una temporada es que aquí en Tarija la gente es muy tradicional aunque incursiones con 20 sabores siempre te van a pedir dulce de leche, frutilla, vainilla, crema americana o granizado, prueban los otros pero siempre vuelven a los sabores tradicionales, el tarijeño ama el mercado, ama su saice y ama sus sabores de antaño. A veces vienen niños con sus mamis a comprar quiero helado de durazno y la mama le dice no de frutilla”, acota Liliana.

Tercera generación

“Estos chicos hacen todo yo he estado aquí 40 años, los vi nacer y les canté millones de canciones de cuna, ahora los veo trabajar con tantas ganas, desde crear sabores hasta lavar los platos. Los quiero como si fueran míos”, admite Edith.

Gonzalo destaca que la tercera generación busca dar un golpe de modernidad a la heladería, innovar, regularizar trámites, cambiar la imagen, manejar redes sociales, incluir un diseño y hacerla mucho más atractiva y competitiva.

“Nosotros hemos nacido en la heladería, aquí jugábamos, hacíamos renegar incluso una vez nos hemos robado un tacho de helado a la abuela para ir a ver el fútbol, pero luego de eso no éramos traviesos con ella porque tenía mucha autoridad mi abuela”, bromea.

Por su parte, Felipe comenta que han trabajado en la nueva carta en la que han incluido sabores como Oreo, Doris, Margarita, Ensalada de Fruta, Golosa y la princesa Sofía, que según contó lleva el nombre de una perrita que era la mascota de su hermana Liliana. No quieren dejar lo tradicional por ello mantienen las copas Gloria, Melva, Colegiala, Banana Split.

Uno de los aportes más importantes que señalaron es haber dado el paso de convertir la heladería en heladería – cafetería. “Igual que mi abuela mi mami le tenía miedo a los cambios, así que fuimos aumentando sandwiches, pies y otras alternativas. Los sábados y feriados ofrecemos ceviche, un amigo muy cercano de la familia Lionel Pierola vendía ceviche y le hemos propuesto para hacerlo y venderlo aquí los sábados y está dando buenos resultados”, dijo Gonzalo.

Los hermanos quieren implementar también la venta de empanadas, pizzas y hamburguesas una una vez finalicen el periodo de prueba que están trabajando junto a la chef María Victoria. Otro de sus aportes es el cambio de horario de la heladería hasta las 10 de la noche, buscan mantener los precios y quieren implementar una opción de helados saludables y helados para diabéticos.

Los años siguen pasando y la ciudad de Tarija podrá seguir teniendo el sabor incomparable y tradicional de esta heladería que ha visto crecer a varias generaciones y sigue robando las miradas y sonrisas de niños y grandes que se detienen a saborear el ya icónico helado de dulce de leche.

LO MÁS VISTO