Salud y cirugía

El presidente de Brasil, Michel Temer, se recupera tras una cirugía en la próstata

El presidente de Brasil, Michel Temer, se recupera tras una cirugía en la próstata
Sábado, 28 octubre 2017 - 10:02 AM - Agencias
WhatsApp Email

El presidente de Brasil, Michel Temer, se recupera hoy en una unidad de terapia semiintensiva de una cirugía por una hiperplasia (aumento) benigna de la próstata, informó el Palacio de Planalto.

El procedimiento fue realizado anoche en el Hospital Sirio-Libanés de Sao Paulo, dos días después de que el mandatario de 77 años fuera hospitalizado en Brasilia por una obstrucción en la uretra.

El presidente “fue sometido a una desobstrucción uretral a través de una resecación de la próstata. La intervención ocurrió sin incidentes. El presidente se recupera en una unidad de terapia semiintensiva”, explicó el Gobierno brasilero en un comunicado.

El miércoles, Temer ingresó al Hospital Militar de Brasilia para ser sometido a “una sonda vesical por video”, en un día de alta tensión en que la Cámara de Diputados votó si frenaba o daba luz verde a una denuncia penal en su contra.

Temer abandonó el centro médico esa misma noche, a tiempo para celebrar que su base aliada había bloqueado la causa, que tenía potencial para costarle la presidencia.

La salud del mandatario volvió al ojo público luego de que el 11 de octubre le detectaran una obstrucción arterial coronaria “leve” en un chequeo.

De acuerdo con la información oficial, la dolencia será tratada con aspirina y dieta.

Temer sufrió el “malestar” en momentos en que la Cámara baja debatía la denuncia por obstrucción a la justicia y asociación ilícita que la Fiscalía formuló en su contra.

Los cargos, que Temer siempre negó y que mantuvieron en vilo al Gobierno en las últimas semanas, fueron rechazados por 251 votos frente a 233 en el pleno de los diputados, que por imperativos de la Constitución brasileña debía avalar su eventual enjuiciamiento.

Tras conseguir la victoria en la Cámara baja, Temer aseguró que estará más concentrado en la recuperación económica del país y en su salud.

Hace unas semanas el propio Temer admitió que se le había detectado una ligera obstrucción en una arteria coronaria, pero negó que tuviera que ser sometido a un cateterismo para corregir el problema. (EFE)

LO MÁS VISTO