Las mujeres a la hora de vestirse siempre tienden a elegir lo primero que tienen a su alcance

Cómo organizar el vestidor para decirle adiós al 'no tengo nada que ponerme'

Cómo organizar el vestidor para decirle adiós al 'no tengo nada que ponerme'
Viernes, 27 octubre 2017 - 17:55 PM - Agencias
WhatsApp Email

El vestidor es uno de los rincones de la casa más sagrados en general para las mujeres pero también para hombres fashionistas. Lleno de vestidos, camisas, remeras, pantalones, sacos, zapatos y accesorios.

A la diaria, es muy común que la frase “No tengo nada que ponerme” esté presente a la hora de vestirse. La mayoría de los casos es por el exceso desorbitado de ropa, porque no se sabe qué es lo que se compró, por el desorden y porque lo que se encuentra a la vista es lo primero que se toma.

Infobae consultó a Brenda Haines, experta en organización, decoradora de interiores y creadora de la cuenta de Instagram ‘Tu espacio organizado’, que pasa horas de su vida a poner en orden todos los ambientes de la casa y compartió algunos consejos para el vestidor.

“Ordenar la ropa es la base para saber lo que tenemos. Cuando ordenamos y podemos visualizar, se puede ver qué nos falta. Un guardarropas básico siempre se integra con camisa blanca, blazer y pantalón negro, jeans y remeras básicas blancas y negras”.

Cuando se tiene un vestidor muy desorganizado, nada nos convence y al empezar a organizarlo es muy común ver que hay cinco prendas y abajo de todo o al fondo del placard hay algunas que ni recordamos que las tenemos.

“Yo siempre recomiendo a mis clientas y a mi seguidoras colgar una prenda por percha. Poner los zapatos en contenedores de plástico transparentes y sacarlos de las cajas de cartón y los accesorios separados dentro de una bolsita de organza para no enredarse –una por cada uno–”, aconsejó la especialista.

Tres recomendaciones para empezar a organizar el vestidor

1- “Atacar” de arriba a abajo todos los estantes y placares. Siempre se guardan cosas que no tienen nada que ver con el guardarropas. Brenda los llama ‘nidos’ porque empiezan a crecer y allí solamente debe estar la ropa, accesorios y zapatos.

2- Poner en el perchero todas perchas iguales. Colgar las prendas que no se puedan doblar. Sí o sí deben ir colgados los pantalones de vestir, sacos y tapados, el resto prolijamente se puede doblar. Poner contenedores en los estantes triplica el lugar, entran tres veces más que en una pila.

3- Los cajones. Estos siempre se ordenan a lo último. Allí se suelen guardar pijamas, ropa interior, medias, foulards y accesorios.

“Siempre en los vestidores que yo organizo, las clientas empiezan a combinar mejor la ropa, de diferentes maneras, empiezan a ponerse ropa nueva –que en realidad no lo era– y todo lo que tenía escondido al fondo del estante”, concluyó. (Infobae)

LO MÁS VISTO