Justicia

Dictan 30 años de cárcel para hombre que asesinó con 34 puñaladas a su ex pareja en Cochabamba

Dictan 30 años de cárcel para hombre que asesinó con 34 puñaladas a su ex pareja en Cochabamba
Miércoles, 25 octubre 2017 - 22:23 PM - Agencias
WhatsApp Email

Un tribunal de sentencia dictó una pena de 30 años de privación de libertad sin derecho a indulto en el penal de El Abra para Rodolfo Delgadillo Inca, de 21 años, quien mató con 34 puñaladas a su exenamorada Lilian Dayana Galindo Villarroel, de 18, hace 13 meses en un edificio de la ciudad de Cochabamba, informó el miércoles el fiscal Rider Revuelta.

Se ha dictado una sentencia condenatoria de 30 años sin derecho a indulto obviamente”, manifestó luego del final del juicio oral instaurado por el caso en el Tribunal Departamental de Justicia.

La víctima del caso desapareció el 21 de septiembre de 2016 y una de sus primas comenzó a buscarla y encontró su cuerpo un día después en un departamento de su exenamorado ubicado entre las avenidas Oquendo y República, quien se dio a la fuga cuando se descubrió lo que había sucedido.

Según Revuelta, la decisión judicial sobre el caso fue tomada como resultado de que el Ministerio Público demostró durante casi tres semanas de juicio oral que el inculpado fue autor del delito de feminicidio.

“La familia nunca va a recuperar a la occisa, sin embargo, obviamente es un aliciente que aquí se haya sentado un precedente y que no exista impunidad”, acotó.

A su turno, el representante del Defensor del Pueblo, Nelson Cox, expresó su beneplácito por la sentencia pese a que el tribunal enfrentó cerca de 80 incidentes judiciales presentados por la defensa del procesado para tratar de frenar el juicio oral.

“Ahora, es necesario que los tribunales de justicia deban tener una nueva forma de concebir y comprender la realización de juicios en temáticas tan específicas y tan especiales como en este caso”, aseveró.

El padre de la víctima, Eduardo Galindo, agradeció al tribunal de sentencia por la condena, porque “hizo justicia”, pero dijo que aún debe esperarse el resultado de una apelación que la defensa del condenado anunció que presentará en los próximos días.

Es la primera batalla que hemos ganado, pero ya me han matado en vida y no sé cómo llevaré mi vida de aquí en adelante”, comentó, entre sollozos.

Un grupo de familiares y activistas de defensa de los derechos de las mujeres trató de golpear al procesado cuando salía del Tribunal Departamental de Justicia, como muestra de su indignación.

LO MÁS VISTO