Tradiciones

Fe, devoción y esperanza se sienten a horas del gran encierro de la fiesta de San Roque

Fe, devoción y esperanza se sienten a horas del gran encierro de la fiesta de San Roque
Martes, 12 septiembre 2017 - 09:43 AM - La Voz de Tarija
WhatsApp Email

Después de unas semanas de espiritualidad y devoción, los chunchos hoy se despiden de su patrono, una gran procesión que pintará las calles de colores y llenará a la población de fe y esperanza en estos tiempos difíciles, se realizará por los promesantes chunchos, quenilleros, cañeros, tamborileros y miles de personas que siguen al patrono en promesa. 

San Roque, el médico de Tarija, saldrá de su iglesia después de la misa central que se celebra a las 9 de la mañana donde sacerdotes y fieles oraran pidiendo fuerza para llevar adelante esta dura jornada para quienes cumplen su promesa.

“A las 9 con la misa central celebrada por los sacerdotes y después tenemos la procesión con la imagen del patrono San Roque que va a recorrer las diferentes calles de la ciudad de Tarija“, ha señalado el responsable de informaciones de la iglesia San Roque, José Baldivieso.

Dentro de la agenda de esta gran procesión que no solo atrae a los tarijeños sino a gran parte del mundo porque es una tradición elegante, llamativa y atípica ya que se debe caracterizar por la nula ingesta de bebidas alcohólicas.

“Va a visitar la iglesia Catedral, la iglesia San Francisco, el hospital, la iglesia San Juan de Dios y va a retornar a la parroquia de San Roque. entre las 7 a 8 de la noche ya estaría volviendo el patrono San Roque, los chunchos harían el canto correspondiente y estaría entrando a la parroquia”, ha indicado.

Según cronograma desde las 10 de la mañana estaría iniciando la procesión de la iglesia del patrono San Roque y a las 2:30 de la tarde se tendría el descanso de los promesantes en el stadium departamental IV Centenario.

Los ojos de Bolivia y el mundo estarán puestos en Tarija para vivir la fiesta más emotiva y multitudinaria que tiene la capital de la sonrisa.

LO MÁS VISTO