Gastronomía

La Vinoteca de Tarija expresión del turismo y la identidad chapaca

La Vinoteca de Tarija expresión del turismo y la identidad chapaca
septiembre 9, 2017 - Jessica Hoyos
WhatsApp Email

Ubicada en el centro de la ciudad, en la calle Ingavi entre Sucre y General Trigo. La vinoteca, es un lugar atrayente pues en sus paredes encierra lo que es la esencia de Tarija ya que se puede encontrar toda la variedad de vinos, singanis, quesos, jamones y recuerdos, elementos que en su conjunto dejan al visitante extasiado por poder probar un poco del sabor de Tarija.

Inaugurada el año 1998, Carlos Brun adquirió el negocio de su padre en el año 2003. “Vi que era un negocio que se podía llevar adelante, con mucho sacrificio y esfuerzo me hice cargo de la vinoteca”.

Este lugar se ha convertido en un referente para todos los turistas extranjeros y nacionales, que buscan degustar los sabores de Tarija todo en un solo lugar. El propietario recibe al visitante y está dispuesto a responder todas sus inquietudes, además de brindar asesoramiento sobre vinos, jamones y quesos.

Una visita promedio puede durar de 10 a 30 minutos dependiendo de la curiosidad del cliente antes de adquirir un producto que se vende a precio de bodega. Hay vinos, singanis y licores. Carlos también prepara una cata de vino tinto, blanco y rosado para mostrar la variedad que se produce en Tarija.

“Nosotros al turista le asesoramos sobre que es un vino, como se lo toma, cual es la diferencia entre las variedades ya sea de mesa, común, reserva, gran reserva o varietal se les habla de las bodegas porque tenemos bodegas industriales, boutique y artesanales para que ellos puedan escoger según su gusto”.

Dijo que al turista extranjero le llama mucho la atención el vino de gran reserva que sea especial y que valga la pena llevarse hasta su país. El turista nacional busca mucho los vinos pateros, artesanales o dulces.

Carlos ha recibido algunas personalidades en La Vinoteca, que asegura han quedado impactados con la calidad de los vino tarijeños, como los embajadores de Estados Unidos, Países Bajos e Inglaterra, Marco Antonio Solís cantante internacional, autoridades nacionales y artistas locales.

La Vinoteca también ofrece diferentes quesos como el Caprinito de cabra curado al estilo suizo y al estilo francés, rollitos de queso La Merced que son rollos con relleno de jamón ahumado, jamón serrano, paprika con nuez, finas hierbas, semillas de sésamo, quesos con orégano y con aceituna.

Productos gourmet como pesto de Saborati, mermeladas de locoto, escabeche, ajíes al escabeche, sales ahumadas, cítricas, con cebolla, con orégano, con locoto. Además de esto importan copas de cristal, decantadores, oxigenadores y abridores llamativos.

El propietario aconseja que tipo de copa se debe comprar por ejemplo para un vino tannat que es un tinto con mucho cuerpo y sabor se debe beber en una copa llamada tulipán que es de cáliz ancho y permite que el vino se oxigene.

Están a la venta también jamones producidos en Tarija vendemos de tres marcas que son Doña Guerda, jamones Ulloa y Pernil de Oro. Se vende por el peso y una pata de 5 kilos puede costar unos 1000 bolivianos.

Ingresar a La Vinoteca es rodearse de identidad tarijeña, en la entrada imponentes toneles llaman mucho la atención y el visitante se rodea de los vinos y singanis de la ciudad en todas sus presentaciones.

“Queremos mostrar la viticultura local sabemos que en otras partes del mundo hay vinotecas modernas con mobiliario muy exquisito pero nosotros queríamos mostrar algo autóctono y más nuestro”.

LO MÁS VISTO