El grupo islamista juró fidelidad al Estado Islámico

Salvaje ataque con cuchillos de Boko Haram en un campo de refugiados en Nigeria: al menos 11 muertos

Salvaje ataque con cuchillos de Boko Haram en un campo de refugiados en Nigeria: al menos 11 muertos
Sábado, 2 septiembre 2017 - 19:46 PM - Agencias
WhatsApp Email

Al menos once personas murieron y dos resultaron heridas en un nuevo ataque del grupo terrorista Boko Haram en un campamento de refugiados en la localidad de Banki, en el noreste de Nigeria, informan medios locales.

Los yihadistas entraron en el campamento, que aloja a más de 45.000 personas desplazadas por los conflictos que asolan la zona, durante la noche y atacaron a los allí presentes con cuchillos, tras lo que les robaron la comida, relató el portal PM News.

A pesar de la cercanía de unas instalaciones militares, los terroristas no llamaron la atención de los soldados al no utilizar armas de fuego o explosivos, aunque acudieron tras enterarse del ataque.

La localidad de Banki, que hace frontera con Camerún, ha sido objeto de numerosos atentados de Boko Haram. En abril de 2016, dos mujeres se inmolaron con explosivos y acabaron con la vida de siete personas, y en enero de este año, otro ataque suicida mató a una niña de diez años.

El Gobierno nigeriano ha enviado a los jefes del Ejército a la zona nororiental del país para luchar contra Boko Haram, que ha aumentado sus ataques en la región tras las operaciones militares que les expulsaron de las zonas que ocupaban el año pasado.

Boko Haram, que significa en lenguas locales “La educación no islámica es pecado”, lucha por imponer un Estado islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

El grupo adquirió notoriedad internacional, incluso antes de proclamarse franquicia del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en África, al declarar su propio califato islámico en el norte de Nigeria.

Desde que la Policía acabó en 2009 con el entonces líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña en la que han asesinado a más de 20.000 personas y cerca de 1,9 millones se han visto obligados a abandonar sus hogares.

Con información de EFE

LO MÁS VISTO