Talentos tarijeños

Francia, Alemania y Polonia, países donde resuena la música chaqueña gracias a Quimeras

Francia, Alemania y Polonia, países donde resuena la música chaqueña gracias a Quimeras
Sábado, 2 septiembre 2017 - 11:47 AM - Gabriela Flores
WhatsApp Email

José David Rivera Porcel el joven yacuibeño que traspasó fronteras por su amor a la música chaqueña y al violín, Francia, Alemania, Polonia y muchos otros países fueron inspirados por las habilidades de este joven que con la mano de los conocimientos académicos en música, lleva adelante el grupo Quimeras.

El artista ha nacido por el gusto a la música, canta aprendió a tocar el bombo, como todo chaqueño, luego aprendió a tocar la guitarra y finalmente se especializó en violín en Cochabamba ya que se mudó a aquella ciudad para estudiar psicología.

Allá conoció al reconocido profesor de violín Manuel Rodríguez quien daba clases gratuitas, siendo su guía en este instrumento, pero por su avanzada edad se tuvo que cortar estas clases.

En el año 2013 se habilita en la universidad mayor de San Simón la licenciatura en música a la cual José decide postular, y con cariño recuerda que lo logra y va estudiando esa carrera con mucho esfuerzo y a medida de sus posibilidades

Tras la convocatoria de la Compañía de Danza Acuarela Boliviana, José sale del país a representar a los músicos bolivianos ya que la compañía necesitaba música en vivo para realizar sus 12 cuadros, el en Festival internacional en Confolens en Francia. 

“Al retornar de ese viaje toma la decisión de formar mi propio grupo, estar afuera de tu país que va te aplaude, va a conocer tu música, fue una experiencia muy linda”.

Toma decisión de llevar esta experiencia al siguiente nivel y busca crear un grupo de música chaqueña pero con aspectos innovadores y fuera de lo común, elige este género porque es la música que más conoce y con la que ha vivido desde la infancia.  

Se ha preocupado por incorporar novedades al género chaqueño, entre estas ideas se creo el dúo de violines logrando que estos conversen entre sí, se quiten la melodía cual fueran danzarines y junto con su hermano René Rivera han emprendido el grupo Quimeras se funda en mayo del 2015.

Desde enero de 2017 hasta junio se ha terminado la grabación del disco que lleva por nombre ‘Me Voy De Mi Pueblo’ que tiene un total de 10 piezas con casi el 100 por ciento de composiciones propias.

Luego de su experiencia en Francia, con la misma compañía de danza José pudo viajar al Festival de Lublin y Olzstyn en Polonia, al festival de Neustad in Holstein en el país de Alemania. Tiempo después se aventuro por países latinoamericanos como en el caso del festival DanzaAmérica, ciudad de Iquique en Chile y últimamente ha vuelto a  nuevamente a Francia al Festival de Confolens.

En la trayectoria de Quimeras han pasado múltiples integrantes, actualmente su vocalista es Heydy Flores quién también toca el charango.

Después de la experiencia mundial que ha enriquecido grandemente la experiencia musical de este artista y su grupo ahora han decidido concentrarse en los escenarios del país, pero expresa estar ansioso por tocar en escenarios de Yacuiba, Villa Montes, Caraparí y Tarija ya que al residir en Cochabamba el grupo aún no es muy conocido en este departamento.

Las experiencias buenas nunca faltan en las vidas de las personas que aman lo que hacen en el caso de José una muy particular ha marcado su vida, en el año 2014 cuando se encontraba en su primer viaje a Francia, recorría los lugares y llegaron a Lusaac Les Châteaux y aprovecho de preguntar a las personas si tenían un violín en su casa, por casualidad, ya que José tenia la intención de comprar uno, teniendo en cuenta que Francia es uno de los lugares que hace los mejores violines del mundo.

De la multitud, salió el señor Jean Marc Percier quien dijo tener un violín obsequiado por su madre que no usaba, José examinó la pieza y preguntó si podía vendérselo, grande fue la sorpresa cuando el señor se lo obsequió y le dijo, ‘te lo regalo, que el violín haga historia en Bolivia’. 

“Fue el momento más feliz de mi vida”

 

Después de esa grata experiencia, en su último viaje a Francia aprovechó para reencontrarse con su “padrino de violín” y agradecerle ya que con ese instrumento se grabó todo el disco de Quimeras, le tocó una chacarera y le obsequió un disco del grupo para que  pueda escuchar la historia que va marcando el violín de su madre.

 

LO MÁS VISTO