El atletismo una disciplina con grandes atletas y poco apoyo

Con 22 años, la atleta de Tarija Adriana Cortez entrena para ser Bolivia en los juegos Bolivarianos

Con 22 años, la atleta de Tarija Adriana Cortez entrena para ser Bolivia en los juegos Bolivarianos
agosto 27, 2017 - Jessica Hoyos
WhatsApp Email

Adriana Cortez, es una joven atleta tarijeña de 22 años que descubrió su amor por el atletismo a sus 15 años mientras participaba en los juegos Lasallanos que organizaba su colegio. Con el paso del tiempo hizo del salto largo su pasión y ahora está enfocada en lograr una marca que le permita habilitarse para poder representar a Bolivia en los juegos Bolivarianos que se realizarán en diciembre en la ciudad colombiana de San Andrés.

Atleta de Tarija

Adri, en su especialidad el salto largo

El surgimiento de una atleta

“Desde pequeña me di cuenta que tenía habilidades para este deporte, siempre noté que era más rápida y que me gustaba mucho correr. La velocidad es primordial para todas las pruebas”, dice. Fue así que luego de probar con el salto alto, salto triple y hasta salto con garrocha finalmente ha encontrado en el salto largo su fuerte donde ahora trabaja en nivel competitivo.

Luego de haber recibido mucho incentivo y apoyo de parte de sus padres en sus inicios, ha comenzado a trabajar con un entrenador de Santa Cruz que le envía sus planes de entrenamiento a distancia y cada cierto tiempo ella se traslada a la capital cruceña para poder pulir la técnica y asi participar en óptimas condiciones en cada campeonato. “Los resultados no se ven solo gracias al entrenamiento también viene de la mano de una buena alimentación con una dieta balanceada que pueda incluir los nutrientes que favorezcan en tu rendimiento”.

En su carrera ha conseguido medallas a nivel internacional en los juegos Trasandinos en Chile y en Perú pues fue campeona nacional en pruebas de velocidad y saltos. A la fecha es subcampeona nacional en salto largo y está entrenando para superar su marca en el próximo campeonato que se realizará en Cochabamba para así obtener y superar los 5.83 metros que les exigen para ser parte del equipo Boliviano que competirá en Colombia.

“Estoy contenta con mis resultados, actualmente mi marca registrada es 5.72 metros, en mis entrenamientos supero la marca que se necesita, sé que lo puedo lograr. Es mi objetivo representar a Bolivia y seguir creciendo en el atletismo”.

Considera que una persona que quiera dedicarse a este deporte necesita mucha perseverancia porque no es una actividad que dé resultados de un día al otro, esto sumado al hecho de que el atletismo no recibe mucho apoyo por parte de las instituciones.

El desafío de amar un deporte relegado

Mi entrenador es de Santa Cruz y yo compito por Tarija, pese a que cada año la situación en cuanto a oportunidades que me da Tarija es desfavorable y he tenido la oferta de competir por Santa Cruz, sigo creyendo en mi tierra porque aquí comencé y aquí quiero continuar”, afirma.

Para Adriana el atletismo es un deporte lleno de campeones que compiten con graderías vacías, que sufren la falta de auspicios y de apoyo. “Actualmente mis mayores auspiciadores son mis padres y es a ellos a quienes les agradezco”.

Ella es parte del equipo tarijeño sub 23 que ha logrado brillar en el campeonato nacional que se ha realizado en Oruro el pasado 19 y 20 de agosto. Tarija logró el primer lugar con 187 puntos, Cochabamba con 144 y Santa Cruz con 139.

En cuanto a esta experiencia ha dicho que se han tenido pocos beneficios este año ya que al cancelar la cuota de inscripción se suponía que eso cubriría los gastos de estadía en la ciudad de Oruro no obstante este año ese pago se quedó en una cuota de inscripción.

“Este año nos ayudaron con los pasajes solamente, es complicado porque allá nos dieron el estadio para dormir y la verdad no hay condiciones. No es justo entrenar todo el año para luego ni siquiera poder tener un buen descanso”, reflexiona.

Cree que hay mucho potencial en Tarija, ha visto niños que tienen mucho talento pero es consciente de que mientras subes de nivel en el atletismo menos ayuda o apoyo se tiene. “Los deportistas que quieran comenzar en este deporte deben saber que los logros en el atletismo se hacen por esfuerzo propio”.

Comenta por ejemplo que la indumentaria básica para entrenar consiste en una calza, un top o musculosa y zapatillas especiales llamadas spikes que pueden llegar a superar los 200 dólares. Esto sumado a los gastos en gimnasio, dieta, entrenador y viajes es un precio alto por creer en un sueño.

En cuanto a espacios para entrenar, ha manifestado que en el estadio de Tarija tienen la corredera para poder practicar, pero esto no suele suceder siempre ya que algunas veces el material se encuentra en depósitos que no están a disposición de los atletas. Muchas veces Adriana ha llegado a entrenar fuera de la pista y fuera del estadio.

Finalmente Adriana asegura que los tarijeños deben comenzar a creer más en sí mismos, dándose más apoyo para que todas las personas puedan y se sientan capaces de dar el cien por ciento en todo lo que hagan. “Basta de nacer con ideas muertas, lleguemos lejos todos”.

 

LO MÁS VISTO