Educación

Hipersexualidad: Causas en Tarija, según la tesina de Valentina Ramallo

Hipersexualidad: Causas en Tarija, según la tesina de Valentina Ramallo
agosto 20, 2017 - La Voz de Tarija
WhatsApp Email

Hace 100 años, Sigmund Freud mantuvo, que el deseo sexual era la energía primordial en la vida del ser humano. Desde entonces, psicólogos y sociólogos han estudiado las variaciones enormes de la sexualidad humana.

En el siglo XX se presenció el importante movimiento de liberación femenina, para situar a la mujer en un plano de igualdad con el hombre. Así empezaron a desecharse los tabúes sobre el cuerpo. La sexualidad se consideró desde entonces como una cualidad única del ser humano. En nuestros días, la manifestación de la sexualidad ocupa un lugar importante dentro de la vida cotidiana.

Cuando hablamos de hipersexualidad o adicción al sexo hablamos de el deseo de mantener un nivel de comportamiento sexual excesivamente alto; se manifiesta por una necesidad incontrolable de sexo de todo tipo, desde relaciones sexuales con otras personas hasta masturbación o consumo de pornografía.

El término hipersexualidad, engloba y sustituye todo lo referente a los antiguos conceptos: de ninfomanía considerado como un trastorno psicológico exclusivamente femenino y de satiriasis en el caso de los hombres.

El comportamiento sexual compulsivo en adolescentes se gesta, en la mayoría de los casos, en la mente, donde las fantasías sexuales desencadenan hormonas, los sueños y los pensamientos eróticos se convierten en una especie de “válvula de escape” de los problemas escolares, sociales, las relaciones rotas, la bajo autoestima, la falta de educación sexual o la insatisfacción personal.

Una de las causas desencadenantes de la hipersexualidad en jóvenes muchas veces se gesta cuando estos son niños. Algunos estudios nos revelan que niñas de 5 a 10 años son transformadas en “mini adultas” preocupadas por el maquillaje, estar a la moda, y lucir siempre lindas. Su interés gira entorno a seducir, lucir bien y comportarse como adultas, esclavizadas por una sociedad de consumo, donde las niñas entran a un círculo donde la valoración de cada una se manifiesta por lo que tienen.

La precocidad en manifestaciones sexuales por lo general tiene que ver con un conjunto de estimulaciones del campo social. Les hacen sentir a las niñas que su parte de valor tiene que ver con lo físico y con la capacidad de seducción por medio del cuerpo, de esta manera se sienten estimuladas a tener comportamientos precoces que no están en sus deseos lógicos de la edad, se comportan como adolescentes en revolución hormonal, cuando esto todavía no se produce, su comportamiento es impropio a su desarrollo psicosocial. Llegando a desarrollar esta adicción a medida que crecen al sentir que su cuerpo y su capacidad de seducción es la que tiene valor.

Las conductas del sujeto hipersexual son diversas y se presentan de acuerdo a la persona, el sujeto tiene fantasías sexuales, piensa en el sexo y/o ejerce una actividad sexual, una masturbación compulsiva, cada vez mayor, y en caso de que el sujeto quisiera renunciar a esta adicción, aparecen sentimientos tales como el vacío y el miedo. El sujeto cae en una inmensa soledad al no sentirse satisfecho con nada ni con nadie.

El sujeto se muestra incapaz de mantener una relación sentimental estable, presentando infidelidades. Por otra parte el sujeto muestra un aumento de autoestima al sentirse deseado, y temor al rechazó social, además presentan ansiedad, evitan visitar ciertos lugares, y mienten todo el tiempo sobre los lugares en donde están o a donde van, debido a que el adicto guarda un secreto del que se siente avergonzado y tiene que ocultarlo.

Para tratar estos casos existe un tratamiento primordial llamado “la visión de ser libres”; no toda desviación sexual es una adicción, pero el uso del sexo como sustituto de las relaciones sanas con los demás, es un síntoma del desorden adictivo sexual. La adicción sexual se manifiesta, tal como lo hacen otras adicciones, a través de un patrón de descontrol en la conducta, alternados con periodos de relativa calma.

Es posible tratar esta adicción, siendo importante que la persona afectada acuda motivadamente y cuente con el apoyo de las personas de su entorno. El tratamiento no pretende conseguir una abstinencia sexual algo realmente difícil ya que un ser humano necesita tener relaciones sexuales, sino que trata de dirigir el comportamiento sexual hacia una conducta que disminuya la angustia y el malestar generados.

En un inicio, se intenta que la persona adicta reconozca los motivos que le impulsan a ese tipo de adicción, algo que se puede lograr mediante la terapia cognitiva conductual, dirigida por un psiquiatra o un sexólogo, y con la que se trata de llegar a controlar los estímulos, desarrollar el autocontrol y alcanzar una reestructuración cognitiva, manejando los pensamientos inadecuados, entre otras técnicas.

A pesar de que los casos que se ven de este trastorno son pocos en la ciudad de Tarija, no quiere decir que no sea un problema, ya que cada vez se incrementan más y más.

Al hablar de hipersexualidad en los adolescentes se debe a que los adolescentes pasan toda su adolescencia en internet consumiendo así algunas cosas malas para ellos como lo es la pornografía, información errónea sobre las relaciones sexuales, etc. pasando así sus años de adolescencia hasta llegar a la juventud donde por la cantidad de hormonas que segregan y la desesperación por hacer cosas nuevas podrán ser desencadenantes para padecer un trastorno de este tipo.

Estudios realizados demuestran que la mayor incidencia es en el sexo masculino debido a que por ser ellos el dicho “sexo fuerte”, buscan resaltar en la sociedad por tener relaciones desde temprana y edad y teniendo relaciones con mucha frecuencia llegando así a poder desarrollar algún tipo de trastornos o llegar a padecer una enfermedad de transmisión sexual.

Encuestas realizadas a médicos especialistas en estos problemas dieron a conocer que la sociedad, la familia, y los propios pacientes no tienen conocimiento general de este trastorno, ni los efectos que éste puede llegar a producir en su vida diaria.

La publicación de este artículo quiere resaltar, que existe una falta de información en la sociedad sobre esta problemática y aún más la falta de información en los padres de familia que vienen hacer los encargados de guiar a sus hijos para que se desarrollen de una buena forma llegando hacer personas de bien.

Hoy en día hablar de sexualidad es algo de la vida diaria, por ende, se debe dar frente a la inconciencia de muchos y así informarse no solo para el bien de uno mismo, sino también para el de sus seres queridos y el de la sociedad en la que vivimos.

Una de las recomendaciones vendría a ser que los padres deberían guiar a sus hijos, porque hoy en día observamos que los adolescentes se apresuran a crecer dejando de lado todo lo que deberían hacer según la edad que presentan, los hombres buscan relaciones sexuales a temprana edad lo que puede llevar a presentar problemas a lo largo de su vida, su principal interés radica en ser el centro de atención de las mujeres dejando de lado otras cosas de interés.

Lo mismo ocurre con las mujeres, cada vez vemos más adolescentes o se podría usar el término niñas saliendo con jóvenes de 4, 5, hasta 6 años mayores que ellas, aunque este no sea un problema cuando las adolescentes tienen ya 18 años, si existe un problema con niñas de 12, 13 y 14 años que salen con muchachos mucho mayores que ellas.

Algunos chicos que ya están preocupados por otras cosas, estos ya vivieron todo lo que ellas están comenzando a vivir, de este modo adoptan una madurez obligada por ellas mismas para estar a la altura del chico dejando de preocuparse por vivir sus años de adolescencia que es un trayecto importante que deben recorrer para formarse con una madurez sencilla, además de valorarse ellas mismas y no sentirse como un objeto, y darse su lugar en una relación sana, buena, donde lo principal es el cariño que se puedan brindar mutuamente.

Finalmente se debe recalcar que muchas veces la sociedad en la que se vive es el mediador o el culpable para que una persona llegue a padecer un trastorno no sólo de hipersexualidad, sino también otros trastornos como la anorexia, padecer depresión o baja autoestima, debido a los estereotipos brindados por una sociedad, las críticas diarias que se escuchan, las publicaciones y demás, todo esto lleva a que una persona tenga sentimientos de inseguridad como primer factor desencadenando poco a poco otros sentimientos.

Sentimientos que la lleven a padecer estos problemas, en ese sentido la recomendación sería que uno mismo adopté un actitud positiva de ser diferente a los demás, amarse así mismo transmitiendo ese amor a los demás logrando un cambio tal vez no en todo el mundo pero si en alguna persona, y si se llegara a tener sentimientos malos buscar ayuda de una persona que no sea necesariamente un doctor tal vez una amiga, un familiar, pero buscar una persona que te ayude a superar todos los sentimientos malos que llevas dentro de ti.

Ya que lo único que una persona hipersexual busca en realidad es una satisfacción al sentirse realmente amado por una persona, pero no por su sexualidad o su problema, sino por quien es el mismo…

 

por: Valentina Ramallo Gajardo

(Tesina para optar el certificado de egreso del colegio La Salle)

 

 

 

LO MÁS VISTO