Tarijeños en el mundo

Marisol Coca, de Tarija a Brasil para ser profesora de español y traductora de eventos

Marisol Coca, de Tarija a Brasil para ser profesora de español y traductora de eventos
julio 30, 2017 - Jessica Hoyos Flores
WhatsApp Email

Marisol Coca es una periodista tarijeña que desde hace 6 meses inició su aventura fuera del país, ahora vive en la ciudad brasilera de Tapejara junto a su prometido Odirlei Grosselli, esta historia de amor primero a distancia hizo que luego de casi 3 años de estar separados decidieran iniciar una vida juntos en Brasil.

Se conocieron por la red social Topface iniciaron una conversación y luego se agregaron en Facebook y Skype, 5 meses después de que hubieran comenzado esta “ciberrelación” culminó en la primera llegada de Odirlei a Tarija quien arribó manejando desde el estado de Rio Grande do Sul, lugar en el que ahora viven juntos.

“Aún recuerdo el día que ya lo conocí, me dijo que estaba fuera de mi casa, pero nunca tuve miedo de él. La conexión que creamos desde el primer momento fue mágica, abrí la puerta y le dije que estaba loco, ese día di el abrazo más largo de mi vida”.

Luego de idas y venidas, viajes y por sobre todo mucho amor, llegó el día esperado. Un 24 de enero de 2017 luego de que Marisol terminara sus asuntos en Tarija, tramitó los papeles para poder viajar con su gatita, alistó sus maletas y emprendió el viaje.

Vida en Brasil

“Lo más difícil de tomar decisiones así es el extrañar a la familia, a mis padres y por supuesto a mis amigos”. Cuenta que los primeros meses fueron de organización y de asimilar el cambio de ciudad, salía a caminar y a conocer la ciudad en la que estaba.

Tapejara es una ciudad incluso más pequeña que Tarija pero es mucho más moderna, hay supermercados enormes y tienen un sistema de transporte muy organizado. Hay mucha variedad de todo es muy bonita”, dijo.

Entre las cosas que más le han llamado la atención fue la gran variedad de pescados y especialmente de frutas que se pueden encontrar, algunas desconocidas y extrañas pero ella está siempre dispuesta a probar cosas nuevas.

Al momento de encontrar trabajo, cuenta que existe bastante demanda y espacios para trabajar en esta ciudad brasilera. Fue así que actualmente se dedica a ser maestra de español y traductora en la escuela de idiomas de Tapejara.

En cuanto a la gastronomía brasilera señala que los porotos y el arroz son una constante pero que ha sabido encontrar un balance entre los sabores brasileros y bolivianos pues ella cocina en casa. “Hablando de otros gastos, el real que es la moneda de Brasil está ahora un poco más bajo que otros años pero aun así las cosas son caras por ejemplo la ropa es demasiado cara y también los alquileres”.

De Tarija lo que más echa en falta es a la familia y también la comida de casa, no obstante ella se las ingenia para tener a Tarija siempre presente en Tapejara. “La primera vez que hice sopa de maní en Brasil mi suegro no conocía y primero se sirvió muy poco luego comenzó a decir muito bom Marisol esa sopa, boa sopa y terminó acabándose la olla”.

Finalmente, Marisol recomienda a todas las personas que deseen emprender una vida fuera del país lo hagan y busquen fuerzas ya sea por amor, por trabajo o estudios. “Pues el estar lejos de casa da una perspectiva diferente de la vida y es una gran lección para todos”.

LO MÁS VISTO