VERÓNICA ORMACHEA GUTIÉRREZ “LOS VOTOS PUEDEN MÁS QUE BOTAS REPRESORAS”
julio 26, 2017 - La Voz de Tarija
WhatsApp Email

Ese fue un fragmento del lúcido discurso del ex presidente Jorge Tuto Quiroga tras ser observador en la exitosa consulta popular convocada por la Asamblea Nacional de Venezuela.

En la votación, 7.2 millones de venezolanos rechazaron la convocatoria de Maduro para elegir a miembros para la Asamblea Constituyente. Ésta pretende reescribir una nueva Constitución que controle los poderes del Estado, anule la figura del Fiscal y el Defensor del pueblo y continué con su gobierno autoritario.

La votación fue un acto inédito en la historia reciente y un ejemplo para el mundo en el que triunfó la defensa de la democracia y las libertades ciudadanas. Un hecho sin precedentes que quedará en los anales de la historia. Se impuso la voluntad popular de forma pacífica a pesar del boicot del gobierno.

La votación fue un triunfo por la masiva participación del pueblo venezolano y particularmente por la presencia de los ex presidentes que garantizaron la votación cuyo apoyo fue decisivo. Estos fueron Tuto Quiroga de Bolivia, Fox de México, Pastrana de Colombia y Chinchilla y Rodríguez de Costa Rica, que pertenecen al Grupo Idea. Su respaldo impulsó a que la opositora MUD designe 33 magistrados para el Tribunal Supremo de Justicia para que tengan voz ante la próxima elección de Maduro donde claramente se avizora un fraude.

El pueblo venezolano ha llegado a una situación límite e insostenible. Se encuentra en una profunda crisis humanitaria. Esto por la dictadura Madurista que ha asesinado en protestas callejeras pacíficas a 103 personas, ha dejado miles de heridos y encarcelado a cientos de opositores. Mientras el pueblo se pronuncia con palabras, Maduro responde con balas.

Cuesta creer que el país con mayores reservas de petróleo en el planeta esté quebrado y tenga la inflación más alta del mundo. Esto ha sido por la pésima y corrupta administración del gobierno del dictador. El pueblo tiene hambre, hay colas infinitas para conseguir pan, la gente muere por falta de medicamentos y existe una altísima inseguridad ciudadana.

Washington, países del Mercosur, el Secretario General de la OEA y otros han instado a Maduro a considerar los resultados del plebiscito de la oposición y a desistir convocar a la Constituyente del próximo 30 de julio. Maduro, sin embargo, insiste en llevarla a cabo desafiando a la comunidad internacional lo que llevará a más violencia.

El Mercosur hizo un llamado al cese de la violencia, a la liberación de los presos políticos, al restablecimiento del orden institucional, a la vigencia de Estado de derecho, y a la separación de poderes en el marco del respeto de las garantías constitucionales y de los DDHH. Evo Morales, sin embargo, no suscribió el documento.

Trump está considerando confiscar los negocios de PDVSA en EEUU, así como dejar de comprar crudo a Venezuela que significa más del 50% de las exportaciones a EEUU que paga en efectivo. También ha amenazado con congelar las cuentas de las autoridades venezolanas.

Aquella puede ser un arma de doble filo ya que coadyuvaría a que aumente la crisis humanitaria. Y Maduro, con su populismo tóxico y demagógico enmarcado en su fracasada Revolución Bolivariana, culparía a EEUU de ahondar la crisis como han argumentado los Castro durante décadas con el embargo a Cuba.

Washington debería tomar medidas contra las autoridades, y no aquellas que afecten a los venezolanos.

Maduro está obsesionado con aferrarse al poder porque lo más probable es que sea juzgado por crímenes de Lesa Humanidad y corrupción como Fujimori. No olvidemos que Lula ha sido condenado por corrupción y los esposos Humala están detenidos. ¿Será el próximo?

Probablemente se vea obligado a huir a Cuba que probablemente será el único país que lo reciba.

por: Verónica Ormachea Gutiérrez

LO MÁS VISTO

Sorry. No data so far.