Tras su divorcio con Brad Pitt

"Lloraba en la ducha para que mis hijos no me vean": la confesión de Angelina Jolie

julio 26, 2017 - Agencias
WhatsApp Email

Aunque no recuerda una fecha específica, Angelina Jolie, de 42 años, sabía que el final de su matrimonio con Brad Pitt, de 53 años, estaba muy cerca. “Las cosas se volvieron difíciles“, confesó la actriz en el último número de Vanity Fair. 

En septiembre pasado, Jolie le pidió el divorcio a Pitt después de dos años de matrimonio y 12 años juntos. En su presentación judicial, alegó que su separación era para cuidar a su familia. Días más tarde, la ex pareja protagonizaba una descarnada batalla por la custodia de sus seis hijos, que incluyó acusaciones de violencia física y verbal contra Pitt.

La crisis pasó y ahora permanecen unidos por el bienestar de los niños. “Nos cuidamos unos a otros y nos preocupamos por nuestra familia. Ambos estamos trabajando hacia el mismo objetivo”, explicó Jolie a la publicación.

Para empezar de cero junto a Maddox, Pax, Zahara, Shiloh, Vivienne y Knox, la ganadora del Oscar compró una histórica mansión de USD 25 millones en Los Ángeles. “Han sido una época muy dura, y necesitábamos nuevos aires. (Esta casa) es un gran paso para todos nosotros”.

Hoy Jolie está enfocada en que sus hijos se adapten a esta nueva realidad. “No quería que mis hijos se preocuparan por mí”, afirmó la estrella .“Creo que es muy importante llorar en la ducha y no delante de ellos. Necesitan saber que todo va a estar bien incluso cuando no estés seguro“, se sinceró.

A principios de este año, el ´protagonista de Seven admitió en una honesta entrevista con la revista GQ Style que su adicción al alcohol fue el gran causante de su separación.

Al respecto, Jolie dijo: “[Nuestro estilo de vida] no era negativo. Ese no era el problema. Eso es y seguirá siendo una de las maravillosas oportunidades que podemos darle a nuestros hijos. Son seis personas de mentalidad fuerte, reflexiva y mundana. Estoy muy orgullosa de ellos”.

Sin ser demasiado específica, la embajadora de buena voluntad de las Naciones Unidas agregó que sus hijos han sido “muy valientes” en este duro proceso. “No están ‘sanando’ por el divorcio. Están curándose de cosas que pasan en la vida“, expresó.

La actriz, que por prevención se realizó una doble mastectomía, contó que le han diagnosticado la parálisis de Bell, que puede inmovilizar los músculos en un lado de la cara. “A veces las mujeres se ponen en último lugar hasta que se manifiesta en su propia salud”, afirmó.

Jolie se siente a gusto sobre su vida y con la clase de mujer que eligió ser: “Siento que soy inteligente en mis elecciones, y estoy poniendo a mi familia primero, y estoy a cargo de mi vida y mi salud. Creo que eso es lo que hace que una mujer esté completa “. 

LO MÁS VISTO