mm
Mejor con llajua

Tío Lucho, una buena opción para disfrutar pescados y mariscos

Martes, 11 julio 2017 - 12:06 PM - Jessica Hoyos
WhatsApp Email

Llega el domingo y por la época mucha gente en Tarija busca degustar un pescado en la avenida Julio Delio Echazú, conocida por ser un sector donde se pueden encontrar una gran variedad de pescaderías a disposición del cliente.

Justo al inicio de la misma, se encuentra Tío Lucho, que nada más llegar a esta avenida para elegir el sitio donde comer me llamó la atención porque a primera vista tiene un factor de diferenciación muy importante, un local muy atractivo, bien decorado y un mobiliario distintivo.

Fue así que tuve el gusto de almorzar en Tío Lucho, me ubique justo en una de las mesas desde donde podía ver la parrilla. Me gustó que los dueños del local están muy pendientes de los detalles y tienen un sistema de organización que les permite atender de manera efectiva a los clientes.

Luego de tomar asiento, nos traen la carta y optamos por pedir lo siguiente. Primero un sábalo frito, chicharrón de surubí y una brocheta de camarones, y para acompañar un vino blanco y una sprite.

A los minutos nos informan que podemos pasar a la mesa bufet donde podíamos servirnos un plato por persona. En este bufet se podía encontrar arroz con queso, papas, mote, una variedad de ensaladas, yuca, camote, pasta, etc. Bastante completo.

A continuación y como picoteo nos traen la brocheta de camarones que estaba riquísima, las verduras estaban en su punto, un plato muy presentable y delicioso. Lo que nos gustó más de los platos es el cuidado que tienen en su presentación, la vajilla es nueva y las piezas de pescado llegan a tus ojos limpias y apetecibles. Me refiero a que no las ves chorreando en aceite en tu plato.

“Un tiburón para el señor”, dijo el dueño al colocar el sábalo en el plato. El chicharrón de surubí fue sublime, la carne muy suave y condimentada como debe ser ni más ni menos. Hemos estado alrededor de una hora en el restaurant sumando la espera y el tiempo de la comida. Es un lugar muy tranquilo y acogedor, definitivamente volveremos.

MÁS DEL AUTOR
LO MÁS VISTO