mm
Mejor con llajua

Desayunando como un rey

Martes, 30 mayo 2017 - 11:21 AM - Jessica Hoyos
WhatsApp Email

El desayuno es una de las cuatro comidas del día en la rutina de cualquier ser humano y a diferencia de lo que sucede con cualquiera de las otras tres comidas (almuerzo, merienda y cena), el desayuno es altamente recomendado por todos los profesionales, nutricionistas y médicos por considerárselo la comida más importante del día en la cual la persona obtiene energías y vitaminas que le servirán para todo el resto del día.

Además, el desayuno es sumamente importante debido a que es la primera ingesta que realiza la persona luego de haber estado un número de horas en reposo al dormir. Obviamente, las costumbres en el desayuno varían significativamente de acuerdo a las regiones y a las sociedades, como también de acuerdo a las posibilidades de recursos de cada individuo. Sin embargo, esto no impide que en todas partes del mundo se puedan consumir buenos y variados desayunos.

Desayuno chapaco

Todo tarijeño ha desayunado o tomado té acompañado de un buen api morado o api combinado junto a pastelitos de queso o sopaipillas calientes. Estos deliciosos alimentos son preparados por manos de expertas que por más de 30 años se dedican a esta labor en el mercado Central o en el puente San Martín.

Ni bien el visitante pone sus pies en estos sectores del mercado o del puente siente tanto el aroma del aceite caliente, con el que se fríen las sopaipillas y pasteles, como el olor del api morado. Ambos alimentos se complementan para saciar el paladar de quienes llegan al lugar para tomar el desayuno.

La preparación de las sopaipillas no es muy complicada. A la harina en seco hay que incluir azúcar, sal y bicarbonato y tras la mezcla se debe echar agua tibia. Una vez terminado ese proceso hay que dejarlo reposar entre 10 a 15 minutos en una bolsa de plástico para que ésta suavice.

Particularmente utilizo esta misma receta para la masa de los pasteles fritos pero agrego también un poco de manteca de cerdo y mucho queso rallado.

Desayuno americano

Este desayuno se caracteriza por ofrecer mayor variedad de proteínas, en platos más elaborados. A las bebidas tradicionales (café, leche, té, etc) y panes se agregan dos componentes importantes: huevos y carne. Los huevos se ofrecen revueltos, al agua, en tortilla o fritos, solos o con el agregado de alguna verdura. La carne se presenta en platos calientes, como salchichas asadas o panceta frita.

Otro punto diferencial son los hot cakes, una especie de panqueques pequeños y gruesitos servidos calientes, a los que se les vierte por encima jarabe de arce, de maíz, o simplemente miel. Yogur y cereales nunca deben faltar en esta propuesta de desayuno americano.

Desayuno continental

Es el tipo de desayuno basado en la alimentación mediterránea, muy común en Europa y América Latina. Se trata de un desayuno completo pero de elementos simples. La bebida usualmente suele ser café, leche, té, chocolate o mate (este último en Sudamérica fundamentalmente), y un vaso de jugo de cítrico exprimido.

Los alimentos sólidos del desayuno continental incluyen panes, medialunas, bollos dulces (en Argentina son facturas usualmente) y tortas. Los acompañantes para este grupo de harinas son manteca, mermelada, miel y dulce de leche. El desayuno continental a menudo también incluye fiambres y queso.

En algunas ocasiones, sobre todo en estas épocas donde se hace hincapié en una alimentación sana, se incluyen yogur y cereales. El desayuno continental también puede ofrecer alguna fruta o ensalada de frutas, para complementar.

Desayuno inglés

El típico desayuno inglés, incluye huevos fritos, revueltos o escalfados, bacon frito o a la plancha, tostadas, jugo de naranja y té o café, en las cantidades que sean necesarias. Pero para ser un verdadero english breakfast, también debe incluir  salchichas, tomates fritos o a la plancha, champiñones, porotos rojos en salsa de tomate y morcilla. Además, en algunos hoteles le agregan cereales o una avena cocida con leche caliente azucarada, y también pueden encontrar pan, mantequilla y mermelada.

Los ingleses respetan bastante el tema de la alimentación, como verán hay que tener un organismo fuerte o muy acostumbrado a ese flujo de comida en la mañana, pero les aseguro que si viajan a Reino Unido deberán probarlo para deleitarse con su sabor.

MÁS DEL AUTOR
LO MÁS VISTO