mm
Mejor con llajua

El Fogón del Gringo, una opción para disfrutar de un asado

febrero 26, 2017 - Jessica Hoyos
WhatsApp Email

El restaurante “El fogón del gringo” ubicado en Tarija, en la Calle La Madrid número 1051 abre sus puertas de lunes a lunes,  ofrece sus servicios dentro de ambientes amplios y acogedores, su inmobiliaria tiene un toque rústico que, de inicio, te deja ya con buena impresión antes de probar su variado menú.

Ubicado a pocos metros de la Plazuela Uriondo, en el barrio El Molino, permite a los clientes de este restaurante, que no cuenta con parqueo, estacionar sus vehículos por los alrededores sin demasiados problemas.

Descripción del local

Antes de ingresar se puede ver al parrillero en la parte izquierda cosa que me ha parecido súper interesante observar esto de cerca, es como un plus poder aproximarte y ver los cortes en diferentes tiempos de cocción que el asador maneja con destreza, además de contar con la indumentaria correspondiente, es decir, sombrero y delantal.

Ni bien pones un pie en el local, el personal ofrece un trato excepcional, se identifican y te acompañan a una mesa que se ajuste a tus necesidades. Una vez en tu asiento te ofrecen la carta que consta de distintos tipos de carne, achuras  y  vinos básicamente. A tomar en cuenta, si estas antojado de cabrito no vaya al Fogón pues nunca disponen de este plato, al momento de tomarte la orden los meseros te advierten de esto y aun así lo siguen poniendo en la carta.

Una vez hecho el pedido,  te invitan a pasar al bufet de ensaladas que se encuentra en la parte central del restaurante, la verdad es bastante completo encuentras bastantes opciones y para todos los gustos, por ejemplo papas sazonadas, arroz con queso, pasta y combinaciones interesantes de verduras, se destaca que puedes acceder a vinagres balsámicos y aceites de oliva.

Es claramente un sitio en el que puedes ir en grupos grandes de amigos, en pareja, con la familia, etc. Sin embargo si vas con niños pequeños debes tomar en cuenta que estas en el local casi unos 50 minutos como mínimo y no cuentan con un pelotero o forma de distraer a los pequeños que se suelen poner inquietos. Pero si cuentan con las sillas altas para que los niños menores de 3 años puedan comer.

El lugar es agradable y lejos del bullicio, puedes comer en paz. El personal se lleva una muy buena parte ya que la atención es completa, son atentos y amables, además que constantemente se acercan para ver si necesitas pedir algo más en general te dan una buena experiencia.

La comida  

Tienes que tener cuidado de no distraerte mucho con el bufet de ensaladas pues en nada llega la comida, no obstante no puede evitar volver a la mesa con arroz con queso, tomates aliñados, papas sazonadas, papas y yucas fritas, porotos, ensalada de vainita y coliflor con salsa blanca.

Además ordené chorizos de llama, normal y morcilla, que fue lo que nos trajeron primero.  Estaban cocinadas en su punto, calientitas pero aun esperábamos el plato principal. En la mesa teníamos una salsa de apio, la llajua y pan sazonado con mantequilla y orégano.

En unos minutos más llegaron los cortes que pedimos, un bife de chorizo y un cuadril, estaban deliciosamente presentados, bien cocidos como los hemos pedido, las marcas de la parrilla en la carne atractivas a la vista, los jugos y el sabor digno de los dioses. La carne de muy buena calidad y altamente recomendable, se siente la suavidad en cada corte y es agradable en cada bocado.  En síntesis los casi 60 minutos que he pasado en este local los he disfrutado.

Precios y horarios de atención

Sobre los precios, por un cuadril, bife de chorizo y una gaseosa de un litro, una morcilla y dos chorizos la cuenta ha sumado 215 bolivianos obviamente es un local para “darse un gusto”, para una familia de más de 5 personas la cuenta puede ascender bastante, pero aun así vale la pena ir.

Atienden de lunes a lunes pero en diferentes horarios, el lunes solo de 7 a 11 de la noche, de martes a sábado de 12 a 2 y 30 de la tarde y de 7 a 11 de la noche y los domingos de 12 a 2 y 30 de la tarde.

Calificación

Es muy buen local, siempre dan ganas de volver le doy un 9 de 10, pues podrían ampliar su bufet, mejorar el menú con las cosas que no están disponibles para que los mozos no tengan que repetirlas siempre y  habilitar algún espacio para los niños ya que un almuerzo en el fogón te toma más de una hora y los pequeños son impacientes.o con pan con llajua pero sea como sea siempre un buen vino tarijeño no puede faltar para asentar, espero que les haya gustado esta primera publicación, en la siguiente les traeré una receta especial, saludos a todos.

MÁS DEL AUTOR
LO MÁS VISTO