Brasil - EEUU

La nueva tarea de Michel Temer: designar un canciller pensando en la Casa Blanca

La nueva tarea de Michel Temer: designar un canciller pensando en la Casa Blanca
febrero 25, 2017 - Agencias
WhatsApp Email

El presidente de Brasil, Michel Temer, que aún aguarda una llamada de Donald Trump, designará próximamente a un nuevo canciller que tendrá como misión tender “puentes” hacia Washington y hacerlo con diplomacia.

Con diplomacia porque el ahora ex ministro de Exteriores José Serra cumplió con la tarea de extender la mano a Estados Unidos pero careció de la mesura profesional de los diplomáticos de carrera.

Serra asumió en mayo pasado prometiendo que su gestión tendría como postulado el “pragmatismo” y la aproximación con Estados Unidos para dar una vuelta de página a los años de diplomacia “ideológica” de los gobiernos de Lula y Rousseff (2003-2016).

Sin embargo, nueve meses después de asumir en el Ministerio de Relaciones Exteriores dejó el cargo sin logros concretos en el diálogo con Trump.

El diario Folha de San Pablo escribió esta semana que desde el 20 de enero, cuando tomó posición como Presidente, Trump habló con cuatro jefes de Estado latinoamericanos, y aún no lo hizo con Temer.

Y hasta recibió en la Casa Blanca al mandatario peruano Pedro Kuczynski. Mientras Temer, quien comanda la primera potencia latinoamericana, conversaba telefónicamente con el vicepresidente Mike Pence, Trump lo hacía con el argentino Mauricio Macri.

Temer y Pence destacaron sus coincidencias pero no hablaron de una visita a Washington, mientras Macri posiblemente viaje a Estados Unidos en el primer semestre de este año.

Entre los observadores brasileños hay consenso sobre el interés de Temer en mejorar su interlocución con Trump, y quien asuma en el Palacio Itamaraty seguramente tendrá ese tema como uno de los prioritarios. Temer es un político cauto, que llegó al gobierno proponiendo “tender puentes”, un estilo distinto al de Serra, más frontal y directo.

Uno de los citados como postulante a canciller es el embajador de carrera Sergio Amaral, cuya profesionalidad está fuera de duda así como su demostrada versatilidad. Amaral es actualmente embajador en Washginton y antes de asumir ese cargo para el que fue nombrado por Temer, había sido el titular de la Cámara de Comercio china en Brasil.

Pero Amaral no es el único, ni el más nombrado entre los candidatos. 

En la bolsa de apuestas por lo pronto el más mencionado es el senador Aloísio Nunes Ferreira, del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB), considerado un hombre de confianza del saliente Serra.

Otro nombre en danza es el senador del PSDB José Anibal, que representa al poderoso estado de San Pablo igual que Serra y Nunes Ferreira. Estos no son los únicos candidatos pero sí los que más aparecen en las columnas periodístas y los mentideros políticos de Brasilia.

Con su gobierno debilitado por las denuncias de corrupción, la última pegó de lleno en su gabinete, Temer está ante un escenario político inestable. Este motivo podría inducirlo a nombrar como canciller a un político del PSDB, para mantener la cohesión de su alianza en el gobierno.

A la vez influye la opinión del cuadro de funcionarios de carrera de la Cancillería donde se murmura que prefieren a un diplomático oficial.

En los corredores de Itamaraty nunca hubo mayor simpatía por el dirigente del PSDB Serra, quien al parecer tampoco estaba muy a gusto desempeñando ese cargo.

Según los profesionales de la diplomacia, Serra cometió al menos dos gaffes que habrían sido tomadas en cuenta por Washington, y que pueden ayudar a entender porque Trump ningunea a Temer.

Ya siendo canciller, Serra declaró en junio del año pasado su oposición a la candidatura de Trump y en agosto comentó, junto al ex secretario demócrata John Kerry, que si fuera estadounidense votaría por Hillary Clinton. (Con información de ANSA)

LO MÁS VISTO