mm
Puama

La manía de mentir y robar

Lunes, 20 febrero 2017 - 23:38 PM - Sergio Gallardo
WhatsApp Email

Hay quienes creen que la práctica de la mentira como estrategia política de la derecha ha surgido recientemente para combatir al gobierno del proceso de cambio que encabeza el presidente Evo Morales, así como creen que el saqueo de nuestras riquezas naturales, el robo y la corrupción se han iniciado en 1985, junto con el modelo neoliberal que se mantuvo por 20 años. Lo cierto es que estos ilícitos estuvieron presentes en nuestras sociedades desde mucho antes.

En nuestra América, Abya Yala antes, la práctica de la mentira y el robo se han iniciado a partir de 1492 con la invasión europea. Recordemos que nuestros pueblos indígenas practicaban 3 principios: ama suwa, ama qhilla, ama llulla, (no seas ladrón, no seas flojo ni seas mentiroso), que ellos los cumplían estrictamente; mientras que los invasores llegaron con la biblia en la mano predicando 10 mandamientos, pero que ninguno cumplían. El mayor número de mandatos o deberes de los invasores no servía de nada, reduciéndose a teoría y MENTIRA, porque en la práctica actuaban exactamente al revés,

¿Cuál el motivo para tanto maltrato y abuso, para tanto pillaje y asesinatos, así como para que se MIENTA tanto? Para usurpar el oro y la plata y todos los recursos naturales posibles, la producción y toda la riqueza de nuestros pueblos indígenas.

El Papa Francisco, de quién nadie duda de su identificación con la justicia, y como expresión de lamento por la participación de la Iglesia católica y tantos religiosos en esta barbarie, cuando visitó Bolivia en 2015, manifestó: “Pido humildemente perdón por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América“.

Una vez fundada la nueva república, los colonizadores se convirtieron en terratenientes y los indígenas son asimilados a pongos. Los abusos y el uso de la MENTIRA como estrategia política para la dominación, explotación y saqueo continuaron; lo mismo que después de la revolución de 1952, en que los terratenientes se convierten en empresarios. Sólo como ejemplo recordemos lo ocurrido en las elecciones generales de 1993.

En la campaña electoral, Gonzalo Sánchez de Lozada, candidato a la presidencia, ofrecía todos los días la creación de 500.000 empleos como lo central de su programa de gobierno. Ganó las elecciones y fue investido como presidente el 6 de agosto de 1993. Y ¿Qué ocurrió? Antes de cumplir el primer mes de su mandato, en lugar de iniciar la creación de nuevos empleos como había ofertado, procedió al despido de más de 12.000 trabajadores, razón por la que la COB, de cuyo Comité Ejecutivo fui parte, decretó una huelga general indefinida, con la que logramos las restitución a sus fuentes laborales de alrededor de 5.000 trabajadores, pero el resto quedó nomás cesante.

De esa manera quedó demostrado que la oferta de los 500.000 empleos había sido otra MENTIRA de la derecha. Y ¿Cuál la razón para mentir de forma tan desaprensiva? La misma razón por la que se mentía en la colonia, para mantener el poder político en sus manos vía engaño a l@s votantes, para garantizar la continuidad del saqueo de nuestros recursos naturales por las transnacionales a cambio de migajas para el país, así como jugosas prebendas y coimas a favor de pocos vende patrias.

Otro ejemplo: Antes del referendo constitucional que aprobaría la nueva Constitución Política del Estado, entre fines de 2008 e inicios de 2009, la derecha hacía campaña por el NO a su aprobación difundiendo falsedades. Afirmaba que, con la nueva Constitución Política del Estado, se quitaría a los ciudadanos sus casas, sus tierras, sus hijos, su libertad, sus derechos, que se cerrarían las iglesias, etc., etc.

A esta altura está demostrado que el nuevo Estado Plurinacional, no sólo que no quita a nadie el fruto de su trabajo; sino que como nunca antes se construyen casas para los que no la tienen, se regulariza el derecho propietario para viviendas para tantas personas en las ciudades y se saneo millones de hectáreas de tierras para quienes las trabajan en el campo; y los niñ@s y sus madres, gozan de más beneficios (subsidio de lactancia, el bono Juana Azurduy de Padilla, el bono Juancito Pinto, etc.), así como se amplió la libertad y los derechos, incluido el de la práctica religiosa para todos.

A ocho años del referendo que aprobó la nueva CPE, está claro que todas esas acusaciones fueron MENTIRAS. Y ¿Cuál la razón para MENTIR de esa forma? Evitar la consolidación del proceso de cambio y retomar el poder para seguir vendiendo Bolivia en beneficio propio y de las transnacionales.

Lo ocurrido en el referendo constitucional de 21 de febrero de 2016, con el denominado caso Zapata, es otro ejemplo de uso grosero y cínico de la MENTIRA como estrategia política, que ha incidido en los resultados de esa consulta. Se acusó al presidente Evo de estupro, de tráfico de influencias, de que mintió, y hasta suplantaron a un niño para hacerlo aparecer como si fuera hijo del presidente Evo y Gabriela Zapata y tantas otras barbaridades que dijeron. Se ha demostrado con documentos que no hubo estupro, una comisión multipartidaria estableció que no hubo tráfico de influencias, que el presidente siempre dijo la verdad, así como que está establecido que se trató de suplantar a un niño, delito por el que están procesadas varias personas; quedando claro que se trataba de una confabulación basada en la MENTIRA orquestada por la derecha opositora, con evidente apoyo del imperio y la utilización de una persona sin escrúpulos como Gabriela Zapata.

¿Cuál la razón para este accionar? Los invasores coloniales usaban la MENTIRA para dominar y saquear, ahora la derecha que es la heredera de la mentalidad colonial, sigue usando la MENTIRA para tratar de recuperar el poder político para volver a saquear nuestros recursos para enriquecimiento propio y de sus mandantes, las transnacionales y el imperio.

“Los invasores coloniales usaban la MENTIRA para dominar y saquear, ahora la derecha que es la heredera de la mentalidad colonial, sigue usando la MENTIRA para tratar de recuperar el poder político”

¿Qué hacer ante esta realidad? Tomando en cuenta que la derecha tiene la MANÍA DE MENTIR y la experiencia del saqueo y enriquecimiento ilícito de más de 500 años, debemos estar avisados que no sólo van a seguir utilizando la MENTIRA como estrategia política, sino que van a seguir perfeccionando sus métodos de engaño, por lo que corresponde trabajar con la mayor dedicación posible en la politización de la población, así como en la cualificación de sus competencias de manejo y accionar en las nuevas tecnologías de la comunicación, para que ojalá tod@s asumamos la lucha en contra de la MENTIRA y la consecuente defensa de la VERDAD, como escudo moral de todo proceso revolucionario.

MÁS DEL AUTOR
LO MÁS VISTO