La Gobernación camina hacia el autoritarismo
Martes, 14 febrero 2017 - 09:53 AM - La Voz de Tarija
WhatsApp Email

El instructivo emitido por el gobernador Adrián Oliva en el que centraliza y concentra todo el poder mediático y comunicacional de las subgobernaciones en su dirección de Comunicación es una muestra clara de querer controlar los medios de comunicación y asfixiar a aquellos políticos, principalmente subgobernadores, que tienen visiones distintas de la gestión y que pueden generar controversia o dañar la imagen del gobernador y su equipo.

La bandera de la autonomía, que anteriormente han agitado con fervor patriótico, es guardada en el último cajón para levantar las banderas de la austeridad y la crisis económica, camufladas de peligroso autoritarismo. Medias como administrar, controlar y supervisar el contenido de  las redes sociales de las subgobernaciones no tienen desde ningún punto de vista un argumento financiero sino totalmente restrictivo, cuyo único objetivo es direccionar, manipular a la opinión pública y callar las voces que atentan contra sus intereses.

“La bandera de la autonomía, que anteriormente han agitado con fervor patriótico, es guardada en el último cajón para levantar las banderas de la austeridad y la crisis económica, camufladas de peligroso autoritarismo”

El control exclusivo de la publicidad y la propaganda ha sido uno de los pilares principales de los regímenes autoritarios del siglo XX, de izquierda y de derecha, cuyos desenlaces y finales funestos son conocidos por todos.  Sin embargo, es quizás ingenuo pensar que con este instructivo la Gobernación puede callar las voces críticas en el siglo XXI donde las redes sociales, los periodistas y los ciudadanos pueden prescindir de los canales tradicionales e undireccionales de comunicación. Podrán quizás, frenar las voces críticas de sus rivales en los medios de comunicación tarijeños pero no podrán solapar toda la información y el debate sobre las políticas que marcan el futuro del departamento tarijeño.

Resulta curioso, que el gobernador utilice ahora prácticas que son utilizadas en otros gobiernos como por ejemplo el de Venezuela, país en el que en sus tiempos de diputado visitó en numerosas ocasiones para defender, según él, la libertad y la democracia.  Sin embargo, el discurso es distinto una vez en el poder. Las maniobras totalitarias pueden esconder la realidad un tiempo, pero, más pronto que tarde, la verdad prevalece y saca a la luz los excesos de aquellos que entienden la administración pública como un regalo divino del que no tienen que rendir cuentas.

LO MÁS VISTO