Presuntas agentes de Pyongyang

Dos espías y un misterioso veneno: así mandó a matar a su hermano el dictador de Corea del Norte

Dos espías y un misterioso veneno: así mandó a matar a su hermano el dictador de Corea del Norte
febrero 14, 2017 - Agencias
WhatsApp Email

La muerte de Kim Jong-nam, hermano mayor del dictador de Corea del norte, Kim Jong-un, expuso las fuertes luchas internas en la cúpula del hermético país comunista y engrosó la lista de asesinatos políticos por envenenamiento en los últimos 30 años.

Según reconstruyó el periódico surcoreano Chosun Ilbo, Kim Jong-nam fue envenenado en el aeropuerto de Kuala Lumpur por dos mujeres sospechadas de ser agentes de Pyongyang, que luego escaparon en un taxi.

Fadzil Ahmat, jefe del Departamento de Investigaciones Criminales del estado de Selangor, dijo que el fallecido “se sintió como si alguien lo hubiera agarrado desde atrás y le hubiera echado un líquido sobre el rostro“, según consignó el periódico The Malaysian Times.

“Se sintió mareado y con dolores de cabeza, así que pidió ayuda en un mostrador del Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur”, agregó.

Posteriormente fue llevado a la clínica de la terminal, donde comenzó a tener convulsiones, por lo que se decidió llevarlo al hospital de Putrajaya. Murió en la ambulancia.

“No sabemos si usaron un paño o agujas. La recepcionista dijo que alguien le había agarrado el rostro y que se sintió mareado”, djo Ahmat, quien también confirmó que la Embajada de Corea del Norte solicitó que le entregaran el cuerpo, pero que antes de eso se le practicaría una autopsia.

Los forenses comenzaron su estudio el martes, según confirmó el periódico malasio The Star, mientras la policía sigue buscando a las dos mujeres sospechosas.

Kim Jong-nam ya había sido un objetivo del régimen de su hermano en 2010, cuando un agente norcoreano capturado informó que tenía la misión de arrollarlo con un auto de manera que pareciera un accidente.

De confirmarse el envenenamiento, engrosará una fila de asesinatos políticos con el mismo método, tales como el de Alexandre Litvinenko, el ex espía ruso y opositor a Vladimir Putin hallado muerto en 2006 en un hospital con rastros de polonio, o el defensor de los derechos humanos indonesio Munir Said Thalib, muerto en 2004 tras tomar una bebida con arsénico en Singapur. (INFOBAE) 

LO MÁS VISTO